economía | coyuntura de la principal industria granadina

La pérdida de clientela nacional frena el ritmo de crecimiento turístico

  • El mes de octubre registra una evolución negativa por primera vez desde 2012

Los viajeros internacionales mantienen el tipo mejor que los turistas procedentes de otras provincias. Los viajeros internacionales mantienen el tipo mejor que los turistas procedentes de otras provincias.

Los viajeros internacionales mantienen el tipo mejor que los turistas procedentes de otras provincias. / carlos gil

En 2016 no hubo ni un solo mes en el que el turismo granadino registrara un mal dato. Ni un símbolo negativo en toda la estadística, que dio como resultado el mejor año turístico de la provincia de Granada. En 2017, sin embargo, la industria hotelera no lo está teniendo tan fácil. De los diez meses de los que hay datos oficiales, seis arrojan descensos interanuales respecto a los registros del año pasado. La involución de las cifras turísticas de febrero, marzo, mayo, julio, agosto y, ahora, octubre, hace mucho más difícil el camino hacia un nuevo récord de viajeros y pernoctaciones.

La clave está en los clientes nacionales. El turismo extranjero solo registró caídas en julio y agosto, pero el mercado español apenas ha conseguido crecer tres meses: en enero, abril y septiembre. El último ejemplo de esta 'fuga' de clientes nacionales, en la que tiene mucho que ver el boom de los pisos turísticos y su no inclusión en la estadística hotelera, ha sido el mes de octubre. La provincia ha recibido la visita de 256.811 personas, un 0,9% menos que el año pasado. Esta caída se debe exclusivamente al comportamiento del turismo nacional, que ha registrado un descenso del 3,1% en las visitas, con un total de 121.721. El turismo extranjero, que supera esta cifra, ha traído hasta Granada a 135.090 personas, un 1,1% más que en octubre del año pasado.

Estos datos se trasladan de forma irregular a a las pernoctaciones hoteleras, que se han reducido un 1,5%, hasta las 530.442. En este caso no influye tanto el comportamiento de los viajeros españoles, que mantienen sus estancias prácticamente igual que el año pasado, como el de los viajeros extranjeros, que han acortado sus viajes un 2,7%, generando 268.052 pernoctaciones en establecimientos hoteleros.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que el de 2017 ha sido el primer mes de octubre de los últimos cinco años en el que Granada ha registrado una caída de las visitas. Octubre de 2012 fue el último en el que se redujo la llegada de viajeros, y desde entonces siempre había ido al alza.

De hecho, Granada es la única provincia andaluza en la que se ha registrado una evolución negativa en el número de visitas. Andalucía ha registrado un incremento de la llegada de viajeros del 2,5%, y todas las provincias han experimentado aumentos más o menos generosos. En Huelva, por ejemplo, las visitas han crecido un 14,7%, mientras que en Almería lo han hecho un 7,6%. En Cádiz (2,5%), Sevilla (2,2%) y Málaga (2,1%) el comportamiento se sitúa en línea con la media regional; mientras que Córdoba (1,3%) y Jaén (0,1%) están por debajo del dato andaluz, pero por encima de Granada.

Al margen de octubre, en el cómputo general no hay duda de que es el viajero nacional el que hace 'flojear' las cifras turísticas. De momento, la provincia ha registrado 1.433.688 visitas, un 0,3% más que en el mismo periodo del año anterior. Las pernoctaciones, por su parte, sí han conseguido crecer un 2,1%, superando los 5,1 millones y sumando 105.932 estancias hoteleras respecto al periodo enero-octubre del año pasado.

El caso es que si este balance es positivo se debe en buena medida a la fidelidad de los clientes internacionales. Los viajeros extranjeros han elevado un 3,8% sus visitas a la provincia, superando los 1,19 millones de viajeros en los diez primeros meses del año. También han impulsado las pernoctaciones de los alojamientos hoteleros, que han facturado casi 2,4 millones de estancias, un 4,1% más que el año pasado.

Sin embargo, los clientes nacionales han reducido el número de visitas desde enero en un 2,9%. La provincia ha recibido 1.239.057 viajeros españoles, lo que supone una pérdida de 37.212 respecto al mismo periodo del año pasado. En cuanto a las pernoctaciones, no bajan, pero por poco. Las 2.718.660 estancias registradas entre enero y octubre suponen un ligero incremento del 0,4% respecto al mismo periodo del año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios