La pesadilla del ascensor municipal: adiós a 9 meses de escaleras imposibles

  • El presupuesto de la actuación, que incluye el arreglo de las rampas, supera los 100.000 euros

Las personas con movilidad reducida son atendidas en la planta baja. Las personas con movilidad reducida son atendidas en la planta baja.

Las personas con movilidad reducida son atendidas en la planta baja. / g. h.

Desde hace nueve meses el Ayuntamiento de Granada no es nada accesible. La rotura del único ascensor que conecta con la segunda y la tercera planta ha convertido la institución en una trampa para quienes por cualquier motivo tienen una movilidad reducida. Pero no son los únicos afectados. Según detalla el portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, tampoco lo tienen fácil los trabajadores municipales que cada mañana viven un auténtico periplo para subir cajas y cajas de documentos por la escalera de mármol que asciende a Alcaldía. Ante esta situación el grupo municipal de Ciudadanos ha exigido en innumerables ocasiones al equipo de Gobierno que repare este ascensor. Le parece a Olivares surrealista que la administración que mide la accesibilidad de locales y edificaciones en la ciudad no aplique los mismos baremos en su propia sede.

El arreglo del ascensor está al caer. Según explicó la concejal de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, el equipo de Gobierno ha optado por buscar la fórmula para comprar uno nuevo dado que el existente requería reparaciones continuas y siempre faltaba alguna pieza que alargaba la avería en el calendario. Según detalló se ha optado por sustituir el actual lo que requerirá además una obra de mayores dimensiones a las previstas pues se va a ejecutar de tal forma que el ascensor conecte con la cuarta planta (el actual llega a la tercera). Para ello ha sido necesario buscar en torno a 100.000 euros para esta actuación que también conllevará una reforma de las rampas que conectan con las salas de los grupos municipales a todas luces inaccesibles. Para ello Cultura tendrá que autorizar al Ayuntamiento pues se trata de un edificio histórico. No obstante, desde el minuto uno en que se averió el ascensor, el Ayuntamiento adaptó sus instalaciones para recibir a personas con movilidad reducida. Precisamente el día en que contó todo esto la edil lo hizo durante la presentación de la Semana Santa accesible en el acceso del consistorio. Al lado de la escalera se ha habilitado una sala donde se recibe también a estas personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios