El secreto industrial del reino nazarí

  • El Patronato abandera un proyecto internacional de excavación para identificar técnicas de cerámica y vidrio Los investigadores han encontrado piezas y la estructura de un horno

Ante la belleza de los palacios nazaríes cabe pensar que todo en la Alhambra está descubierto. Que no puede haber nada más bello escondido bajo la tierra. Nada más lejos de la realidad. El complejo monumental todavía guarda muchos secretos que poco a poco salen a la luz y vuelven a asombrar a granadinos y visitantes. Ayer, precisamente, fue uno de esos días. Arqueólogos, historiadores de arte y otras disciplinas trabajaban en dos áreas donde se están llevando a cabo excavaciones gracias a un proyecto internacional de la Escuela de la Alhambra posible gracias a un acuerdo de colaboración entre el conjunto monumental, la UGR y dos universidades británicas: Bournemouth University y University of Leicester.

Los primeros hallazgos han sido sorprendentes. Según explicó el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández, la actividad se está desarrollando en la zona del Secano donde estaba la artesanía del vidriado de cerámica y del vidrio que después se utilizaba en los palacios. Se ha localizado la estructura horno de 'ojo de cerradura' denominado así porque contaban con una zona circular por donde se introducían los objetos a cocer y otra alargada donde se utilizaba el combustible. "Hay documentación que avala que después también se usaron estos hornos de herradura", destacó Fernández satisfecho con un hallazgo que "va a descubrir cosas inéditas de la Alhambra y de cómo se utilizaba esta zona de la ciudad, la medina".

El equipo multidisciplinar está formado por el conservador del Patrimonio arqueológico del Patronato, Jesús Bermúdez, mientras que por la UGR es Alberto García, Chloe N. Duckwath (University of Leicester), Kate Welham (Boumemouth University); David Govantes, como coordinador y Derek Pitman, especialista en analítica. Durante la visita a la excavación que se realiza a plena vista de los visitantes, Alberto García destacó como la producción de cerámica fue muy importante como también la textil o de vidrio lo que centra su investigación. Algunas de estas piezas llegaron a viajar por el mundo por el Mediterráneo e incluso por el Mar Báltico donde "esta constatado que llegaban algunas de estas producciones que salían de la zona alta de la medina". Por otra parte, destacó que "esta zona no ha sido estudiada profundamente pues siempre se ha analizado con más detenimiento los palacios. "El Patronato ha querido compensar ese déficit de conocimiento poniendo en marcha este tipo de actividades arqueológicas", incidió.

Por su parte, David Govantes, desveló que en la medida que el equipo mueva las capas más profundas, la tierra dará elementos más valiosos. "Hasta ahora hemos encontrado pequeños elementos de vidrio, fragmentos que se utilizaban para mantener las piezas de cerámica de pie y separadas para que no se peguen durante la cocción etc.", explicó Govantes. Además, se han encontrado fragmentos de vidrio soplado -que podrían pertenecer a una copa o lámpara. "Era una zona de industria cerámica que exportaba sus trabajos. El Reino Nazarí trabajaba mucho con los genoveses pues su cerámica muy popular en Europa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios