Los sindicatos se movilizan contra el adelanto del curso escolar por decreto

  • El profesorado andaluz está convocado a secundar un paro de una hora laboral el 24 de febrero y a concentrarse a las puertas de la sede de Educación el 3 de marzo

Los sindicatos mayoritarios de Enseñanza han cumplido su advertencia y ayer fijaron las dos primeras fechas de las movilizaciones contra el adelanto del curso escolar por decreto que impuso la Consejería de Educación el pasado jueves. Según informó el secretario general de Enseñanza de CCOO en Granada, Diego Molina, "los sindicatos no pararán hasta que la Junta de Andalucía no retire el decreto y se siente a negociar con nosotros".

La primera convocatoria se ha fijado para el 24 de febrero, día en el que los profesores están llamados a secundar un paro en su primera hora lectiva. Y la segunda una semana después, el 3 de marzo, fecha en la que se concentrarán ante la puerta de la Delegación Provincial de Educación. Ambas acciones se realizarán por igual en todas las provincias andaluzas y, según CCOO, podrán ser apoyadas por más de 100.000 docentes (más de 14.000 en Granada).

Estas medidas fueron acordadas ayer en Sevilla por representantes de la Intersindical de Enseñanza andaluza, en la que se encuentran CCOO, FETE-UGT, ANPE, CSI-CSIF y SADI.

Las organizaciones sindicales dicen que están dispuestas a negociar el calendario y jornada escolar y otros "temas fundamentales para la mejora del sistema educativo" tales como bajada de ratios, desdobles, refuerzos y mejora de las infraestructuras. Además plantean como asuntos de la negociación la creación de un sistema de gestión de cobertura de sustituciones ágil y eficaz y el inicio de una campaña seria de dignificación y apoyo al profesorado.

También proponen abordar el reconocimiento por la Consejería de Educación de la autoridad del profesorado en el ejercicio de su función docente, reducir la burocracia de la labor de los docentes y la creación de mecanismos de conciliación de la vida laboral y familiar acompañados del presupuesto necesario.

En un principio, la reunión que mantuvo ayer la Mesa Sectorial de Educación estaba previsto que sirviera para consensuar nuevas propuestas y alternativas al borrador del decreto que había elaborado la Consejería de Educación en relación al nuevo calendario escolar. Sin embargo, el Gobierno andaluz les sorprendió a todos el pasado jueves tras anunciar su decisión en firme de fijar la fecha del adelanto del curso para el 7 de septiembre, lo que significa que las clases de Infantil, Primaria y Educación Especial se iniciarán una semana antes de su fecha tradicional.

Así fue como la titular de Educación, Teresa Jiménez, decidió dar carpetazo al proceso de negociación que mantenía por la nueva orden con los sindicatos de los docentes. Lo que provocó las críticas de los enseñantes: "la consejera no tenía intención de negociar este asunto y lo peor es que éste va a ser el primero de otros decretos que la Administración quiere sacar como sea", dijo Molina.

Los sindicatos rechazan este decreto porque dicen que así no tienen tiempo suficiente para planificar el curso. Y son los problemas burocráticos que genera la Junta los que impide tener cerradas las plantillas en julio, por lo que la organización de los horarios y materias hay que postergarla a septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios