El robo de tapas de alcantarilla se triplica en un año hasta llegar al millar

  • Reponer cada tapa supone a la empresa Emasagra un coste de entre 15 y 20 euros

Emasagra, la empresa municipal de aguas de Granada, sufrió en 2007 el robo de un millar de tapas de sumideros del alcantarillado público frente a los 300 registrados el año anterior, lo que supone un aumento del 233 por ciento en un año.

Los robos, cometidos con la previsible intención de fundir las tapas para luego venderlas como chatarra, se dan en general por toda la ciudad, aunque mayoritariamente en la zona de Almanjáyar, que concentra en torno al 75 por ciento de los hurtos, según informaron fuentes de la empresa municipal de aguas.

No obstante, también se han dado casos en puntos menos conflictivos como La Chana y otras barriadas granadinas.

Cuando se producen robos de este tipo, Emasagra da cuenta de ellos a las fuerzas de seguridad y asume la reposición de las unidades sustraídas.

La reposición e instalación de cada tapa de sumidero del alcantarillado público, que se produce de forma inmediata, supone a la empresa municipal un coste de entre 15 y 20 euros.

La empresa suele tener constancia de los robos a través de sus inspectores, que se percatan durante visitas rutinarias, o por medio del área de Mantenimiento del Ayuntamiento.

Emasagra advierte del significativo incremento de este tipo de robos, que en sólo un año han aumentado un 233 por ciento hasta alcanzar el millar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios