Ahmadineyad arremete contra los "sionistas incivilizados" ante la ONU

  • El presidente iraní acusa a las potencias occidentales de ejercer una "intimidación" nuclear un día después de que Obama advirtiera que no le permitirá tener el arma atómica · EEUU e Israel boicotean el discurso

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, acusó ayer a las potencias occidentales de ejercer una "intimidación" nuclear, en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, un día después de que EEUU le advirtiera que no permitirá que tenga un arma nuclear.

Los delegados estadounidenses e israelíes boicotearon el octavo y último discurso de Ahmadineyad, que pese a que tuvo un marcado carácter filosófico y teológico, no estuvo exento de ataques contra los que el líder iraní considera sus enemigos.

"Se ha vuelto prevalente la carrera armamentista y la intimidación a través de armas nucleares o de destrucción masiva por parte de los poderes hegemónicos", dijo Ahmadineyad, quien entregará el poder en 2013.

"La amenaza persistente de los sionistas incivilizados de recurrir a una acción militar contra nuestra gran nación es un claro ejemplo de esta amarga realidad", dijo, aunque obvió declaraciones explosivas contra Israel.

Irán afronta una creciente presión internacional sobre su programa nuclear, que las potencias occidentales aseguran persigue dotarse de un arma atómica. Pese a que Teherán ha negado insistentemente esa posibilidad, ha crecido el temor de un posible ataque de Israel contra instalaciones nucleares iraníes.

El presidente estadounidense, Barack Obama, prometió el martes en su discurso ante los líderes mundiales reunidos en Nueva York que su país hará "todo lo necesario" para evitar que Irán se dote de un arma nuclear.

Los cancilleres de EEUU, Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania se reunirán hoy al margen de la ONU para tratar de relanzar un diálogo con Teherán.

Durante su estancia en Nueva York, Ahmadineyad -quien en el pasado auguró el fin del Estado judío y puso en duda el Holocausto nazi- ha arreciado en sus críticas a Israel, nombre que inclusive rehúsa pronunciar, refiriéndose al país como "régimen falso".

EEUU decidió boicotear el discurso del líder iraní por esos ataques, dijo Erin Pelton, portavoz de la misión estadounidense en la ONU. Los diplomáticos israelíes también abandonaron el hemiciclo, pero los delegados británicos, franceses y alemanes dijeron que no los imitaron porque no encontraron declaraciones demasiado polémicas en el discurso.

En los alrededores de la sede de la ONU, manifestantes protestaron en contra de Ahmadineyad mientras éste hablaba.

En una reunión en paralelo, líderes de Francia y países africanos pidieron al Consejo de Seguridad respaldar una intervención militar para recuperar el territorio ocupado por rebeldes islamistas en el norte de Malí.

El otro tema que ocupa mayor tiempo en la 67º Asamblea General, la cruenta guerra civil en Siria, siguió siendo un tema recurrente en los discursos de los jefes de Estado. El Consejo de Seguridad de la ONU sostuvo anoche una reunión consagrada a la Primavera Árabe, donde se daba por hecho que Siria tendría un lugar relevante.

China y Rusia, con poder de veto en ese Consejo, se siguen mostrando renuentes a tomar alguna resolución contra el régimen de Bashar al Asad, contra quien se multiplican los llamados a abandonar el poder.

América Latina también estuvo representada en las voces de los presidentes de México, Colombia y Guatemala. Mientras que para el mexicano Felipe Calderón será su último discurso en la ONU antes de entregar el poder el 1 de diciembre, Juan Manuel Santos llegó al organismo poco antes de que comiencen el 8 de octubre unas conversaciones de paz entre su Gobierno y la guerrilla de las FARC.

Por su parte, el guatemalteco Otto Pérez abogó por abrir una discusión mundial sobre nuevas estrategias para combatir el narcotráfico y el crimen organizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios