La Comisión Electoral afgana se pone manos a la obra bajo el fantasma del fraude

  • Kabul considera "un gran logro" la celebración de los comicios legislativos del sábado

La Comisión Electoral afgana comenzó ayer a recibir los primeros sobres con resultados de las elecciones legislativas celebradas el sábado, una consulta que estuvo marcada por una pobre participación, sospechas de fraude y la violencia insurgente.

Según dijo ayer en rueda de prensa el jefe del organismo, Fazal Manawi, los datos preliminares señalan que votaron "unos cuatro millones" de afganos, en torno al 35% de los electores llamados a las urnas. Manawi aseguró que el recuento de los votos ha sido completado en 22 de las 34 provincias del país y enviado a las capitales provinciales, pendientes ahora del escrutinio, y calificó los comicios como "un gran logro". "Si ha habido deficiencias, prometemos investigarlas", afirmó el jefe de la Comisión, que no proporcionó todavía resultados.

Manawi dijo tener informes "sin confirmar" sobre "21 civiles" muertos por sucesos violentos -las autoridades afganas cifraron el sábado en 14 los fallecidos-, y reconoció once ataques contra material electoral y 93 contra centros de voto en distintos puntos del país.

Mientras tanto, aviones de combate mauritanos bombardearon ayer posiciones de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) en el norte de Mali, informaron a Efe fuentes militares desde Nuakchot. La operación forma parte de la ofensiva aérea y terrestre lanzada por Mauritania contra la organización terrorista el pasado viernes, que ha causado hasta el momento la muerte de doce supuestos insurgentes y seis soldados mauritanos. La incursión se inició cerca de la frontera oriental mauritana y se desplazó después al norte de Mali,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios