Dimite la ministra del Interior del Reino Unido por el escándalo de las dietas

  • Jacqui Smith abandonará su puesto este viernes. Los titulares del Tesoro y de Transporte han pedido disculpas.

Comentarios 1

La ministra del Interior del Reino Unido, Jacqui Smith, dimitirá como consecuencia del escándalo de los gastos con las dietas y dejará el cargo en la próxima remodelación del gabinete.

Smith, de 46 años, ya había presentado su renuncia al primer ministro Gordon Brown hace dos meses, cuando su nombre saltó a los titulares después de que trascendiera que había pagado con sus dietas películas porno que vio su marido. La política tiene previsto de nuevo concurrir a las elecciones dentro de unos meses. Su sucesor al frente de este ministerio podría ser el actual ministro del Exterior David Miliband.

Entretanto, la presión se extendió a otros dos ministros del gabinete de Brown: el titular del Tesoro, Alistair Darling, y el de Transporte, Geoff Hoon, presentaron sus disculpas por errar en el cálculo de sus sus gastos a cargo del Estado y anunciaron que devolverán los importes. Anteriormente, tres diputados anunciaron que no se presentarán a los próximos comicios: la ministra de Familia, Beverly Hughes; la ex ministra de Salud Patricia Hewitt y el parlamentario David Chaytor.

os días antes de que el Reino Unido celebre las elecciones al Parlamento Europeo, muchos indicios apuntan que Darling será destituido como ministro del Tesoro. Brown no garantizó en entrevistas anteriores que su principal ministro vaya a mantenerse en el cargo. Además de errores en el cálculo de gastos a cuenta del Estado, se acusa a Darling de cambiar muy frecuentemente de segunda vivienda y de cargar a las arcas públicas los costes de su asesor fiscal. Así, Darling podría perder su cargo en los próximos días si se reestructura el gabinete ministerial, una medida que se espera para después de la prevista debacle laborista en los comicios europeos. Según los medios, su sustituto podría ser el actual ministro de Educación, Ed Balls. El ministro de Economía podría pasar a la cartera del Exterior, que actualmente tiene Miliband.

Mientras, la población cada vez tiene una imagen peor de la clase política. Casi uno de cada dos británicos (un 48 por ciento) cree, según un sondeo de la BBC, que los políticos son corruptos. Y cerca de dos tercios (un 62 por ciento) opina que los políticos piensan primero en sus intereses y luego en los del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios