EEUU admite que es imposible la paz en Oriente Próximo antes de fin de año

  • En su última gira por la región, Condoleezza Rice considera, sin embargo, que se ha conseguido una base sólida para lograrlo · La secretaria de Estado espera que se restablezca la tregua con Hamas

La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, admitió ayer la imposibilidad de alcanzar un acuerdo de paz israelo-palestino antes de fines de 2008, en su visita número 19 a la región en dos años, antes de pasar el relevo al Gobierno de Obama. "Esperamos que el proceso de Annápolis (la conferencia sobre Oriente Próximo celebrada a final del año pasado en EEUU) haya sentado las bases que deberían hacer posible la creación de un Estado palestino cuando las circunstancias lo permitan", declaró Rice a su llegada a Tel Aviv, durante la primera etapa de su gira por la región.

"Pienso que, pase lo que pase de aquí a finales de año, tendremos una base sólida para progresar hacia una conclusión", añadió la jefa de la diplomacia estadounidense. "En un determinado momento, será importante consignar de una u otra manera todo lo que ha sido hecho" desde el lanzamiento del proceso impulsado por el presidente Bush, añadió Rice, antes de asegurar que trabajará en la resolución del conflicto hasta su "último día" al frente del departamento de Estado.

Según la prensa israelí, Rice podría dejar al próximo Gobierno de Estados Unidos, que asumirá el 20 de enero, un documento que defina los parámetros para una solución de este conflicto de más de medio siglo.

El diario Jerusalem Post afirmó, citando a fuentes diplomáticas, que ese documento "resumirá la evolución de las negociaciones y definirá lo que queda por hacer para llegar a un acuerdo".

Las negociaciones, que debían desembocar en un acuerdo antes de finales de 2008, no registraron ningún avance debido a que continúa la colonización judía en Cisjordania y persisten las divisiones entre los palestinos. A todo eso se añade la incertidumbre política en Israel, donde habrá elecciones legislativas el 10 de febrero.

Ayer, la Casa Blanca coincidió con Rice al decir que es improbable que haya un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos antes de finalizar el 2008.

"Israel se encuentra en pleno periodo electoral y esto limita la capacidad del Gobierno para concluir lo que constituye el centro del conflicto entre Israel y los palestinos. Aunque podemos seguir trabajando", indicó Rice.

El primer ministro israelí Ehud Olmert, que dirige un Gobierno de transición luego de haber presentado su renuncia en septiembre porque está involucrado en investigaciones por corrupción, tiene pautado reunirse con Bush en las próximas semanas.

Rice también tiene previsto entrevistarse en Tel Aviv con Olmert y con Tzipi Livni, antes de ir a Ramala, Cisjordania, donde se reunirá con el presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas.

Durante su gira también viajará a Jordania y Egipto. El domingo participará en una reunión del Cuarteto sobre Oriente Próximo, en la que participarán, Rusia, la ONU y la Unión Europea (UE).

Poco antes de llegar a Israel, Rice se declaró favorable a la prolongación de la tregua con el movimiento islamista Hamas en la Franja de Gaza, a pesar de una escalada de la violencia que causó la muerte de siete palestinos, que respondieron lanzando más de 50 cohetes sobre el sur de Israel, el martes y el miércoles. "Esperamos que la tregua vuelva a aplicarse. Creemos en esta tregua y al parecer, la situación se está calmando", afirmó el viceministro de Defensa israelí, Matan Vilnai, a la radio militar.

De cara al futuro, el jefe del Gobierno islamista en Gaza, Ismail Haniya, dijo ayer que Hamas, está "dispuesto a entablar un diálogo serio con el nuevo presidente ", Barack Obama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios