Marruecos se enfrenta al fantasma de la abstención

  • Se espera que tras la oración del mediodía aumente el número de votantes.

La normalidad y la baja afluencia de votantes son las características dominantes en las primeras horas de las elecciones municipales que se celebran este viernes en Marruecos y para las que han sido convocados más de 13 millones de marroquíes.

Un miembro de una mesa electoral del céntrico barrio rabatí de Hassan explicó que hasta el momento apenas se han registrado votos, aunque se espera que tras la oración del mediodía (la más importante para los musulmanes) aumente el número de votantes.

Una de los pocos que se ha acercado ya a emitir su voto a este colegio electoral es Jalid, un jubilado, quien dijo que había votado porque lo considera su deber. "Esperamos que haya un cambio radical en la vida política y cultural de este país", señaló después de depositar su papeleta.  Una tónica similar se pudo apreciar en otros colegios electorales de Rabat y su ciudad anexa de Salé.

Para Adam Naji, interventor de la Agrupación Nacional de Independientes (RNI), uno de los partidos que más candidatos ha presentado en los comicios, "es muy normal que por la mañana no haya gente, pero creemos que por la tarde cambiará bastante".

Uno de los fantasmas que amenazan los comicios es el abstencionismo endémico que se registra en Marruecos, con una población muy desapegada de los procesos electorales y muy poca confianza en los partidos políticos. En las últimas elecciones legislativas, celebradas en 2007, la participación alcanzó tan sólo el 37 por ciento.

La jornada electoral para elegir a 27.795 cargos locales de entre más de 130.000 candidatos en los 1.503 municipios del país se cerrará a las 19.00 hora local, informó el Ministerio del Interior.

Está previsto que los primeros resultados provisionales se conozcan a partir de las primeras horas de mañana, sábado, aunque será a las 18.00 hora local cuando se hagan públicas las cifras oficiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios