Al menos 27 muertos en los combates entre indígenas y la Policía en Perú

  • La violenta intervención de los agentes en una protesta desencadena la masacre

La muerte ayer de nueve uniformados retenidos por indígenas en una estación petrolera agravó la tensión en la Amazonía peruana, donde los nativos están en pie de lucha desde el viernes, cuando la Policía recuperó a sangre y fuego una carretera bloqueada, sumando entre ambos incidentes al menos 27 fallecidos.

"De los 38 policías tomados como rehenes en la estación petrolera, hoy 22 de ellos han sido recuperados vivos por el Ejército, nueve fallecieron a manos de los nativos y hay siete desaparecidos", dijo el general Miguel Hidalgo, jefe del Estado mayor de la Policía, al anunciar el desenlace de la retención que se había iniciado 12 horas antes.

Un ingeniero que estaba retenido con los 38 policías resultó herido, dijo el general, quien no precisó si entre los nativos hubo muertos o heridos, como tampoco aclaró las circunstancias del rescate que corrió a cargo del Ejército.

El general del Ejército Raúl Silva, jefe de la VI brigada de la selva peruana, con sede en Bagua, indicó que los cuerpos de los policías muertos estaban siendo recuperados por soldados en el monte. Los policías fueron retenidos por nativos que protestaban por una violenta intervención policial en la carretera unas horas antes.

Los policías fallecidos ayer elevaron a 20 la cantidad de uniformados muertos desde que estalló la violencia en la mañana del viernes, mientras el Gobierno da tres muertos entre los civiles, aunque es una cifra parcial.

La agencia AFP estableció, con fuentes de la Fiscalía y médicas en la zona, que hay al menos siete muertos entre los civiles. Versiones extraoficiales y de la prensa cifran en 15 los civiles muertos en todos los hospitales de la zona, y los medios locales hablan hasta de 25.

"No tenemos información sobre nativos muertos. Mientras no completemos los datos no habrá cifras oficiales sobre la cantidad de civiles y policías muertos", dijo el general Silva, quien asumió la autoridad civil en la zona en conflicto.

El jefe militar instó a la población a la calma y a respetar un toque de queda en Bagua y otras localidades de los alrededores que rige desde anoche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios