El fiscal jefe de La Haya afirma que la negociación en Libia no debe eludir el arresto de Gadafi

  • Ocampo estima que la detención del líder libio podría producirse en "dos o tres meses"

Las negociaciones para intentar lograr una salida al conflicto civil de Libia deben respetar la orden de arresto contra el líder de este país, Muamar el Gadafi, emitida por los jueces de la Corte Penal Internacional (CPI), afirmó ayer el fiscal jefe del tribunal, el argentino Luis Moreno Ocampo.

"Hay una urgente necesidad de negociación (en Libia), pero ésta tiene que respetar las resoluciones de la ONU y las decisiones de los jueces de la CPI", declaró Ocampo en la rueda de presa un día después de que los jueces de la Corte emitieran una orden de arresto contra Gadafi, su hijo, Saif el Islam y del jefe del espionaje, Abdula el Senussi.

El fiscal se mostró optimista sobre las posibilidades de captura del dictador libio e incluso se aventuró a estimar que su detención no durará más de "dos o tres meses".

Moreno Ocampo se mostró convencido de que a ello ayudará la "voluntad de ejecutar el arresto" que le expresaron ayer representantes del Gobierno interino de Libia, regido por los opositores al régimen y cuyo ministro de Justicia, Mohamed el Alagi, se encontraba ayer en La Haya.

"Ayer fue el día en que los jueces emitieron su decisión, hoy es el momento del arresto", declaró el jefe de la Fiscalía de la CPI, que dijo que hoy se entrevistará con el primer ministro de la Autoridad Nacional libia, Mahmoud Gibril.

Ocampo advirtió a las autoridades de Trípoli que de no colaborar en arrestar a Gadafi y sus allegados se "arriesgan a ser perseguidos" por la Justicia internacional, y recordó a las autoridades libias que, pese a no ser parte del Estatuto de la CPI, sí deben cumplir con los mandatos del Consejo de Seguridad de la ONU, que es quien remitió el caso a la Fiscalía de la corte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios