El padre del soldado israelí en poder de Hamas critica a Netanyahu

  • Shalit cumple cinco años en poder de los extremistas sin que se vislumbre la solución

El padre del soldado franco-israelí Gilad Shalit, hecho prisionero por grupos palestinos hace ahora cinco años, acusó ayer al primer ministro hebreo Benjamin Netanyahu de poner en peligro la vida de su hijo por sus dudas a intercambiarlo con prisioneros palestinos.

"Le decimos al primer ministro Benjamin Netanyahu que no tiene derecho a decidir la muerte de Gilad rechazando un intercambio de prisioneros" con Hamas, aseguró a los periodistas Noam Shalit, padre del militar, ante la sede de la presidencia del Gobierno.

Shalit fue secuestrado el 25 de junio de 2006 por un comando de tres grupos armados palestinos de Gaza.

"El tiempo apremia. Las moratorias ponen en peligro la salud y la vida de Gilad, así como los valores de Israel" que consisten en hacer todo lo posible por recuperar a los soldados capturados , señaló.

"Tiene el deber de pagar el precio exigido. El Estado le envió al combate y debe devolverle a casa. Sería una prueba de fuerza y no de debilidad", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios