El traslado de presos en Cuba aviva la esperanza de liberaciones

  • Oposición e Iglesia acogen con cautela el acercamiento de seis reos a su zona de residencia

La oposición cubana y la Iglesia católica avivaron ayer su demanda de liberación de presos políticos, tras acoger como primer gesto del Gobierno de Raúl Castro, esperanzador pero aún incompleto, el traslado de prisioneros a cárceles de sus zonas de residencia.

Como logro de un inédito diálogo entablado por el Gobierno con la Iglesia, seis reos políticos fueron llevados el martes a penitenciarias en las provincias donde viven sus familias, en el inicio de un proceso que debe abarcar 17 traslados, según estima la disidencia.

La disidencia y la Iglesia esperan que los prisioneros más enfermos, de unos 25 que la oposición estima tienen problemas de salud, sean atendidos en hospitales, como se comprometió Castro cuando se reunió hace dos semanas con el cardenal Jaime Ortega y el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Dionisio García.

"Estamos llenos de esperanza. Son las expectativas normales porque el trabajo está en esa línea, con un diálogo sano, en que se puede llegar mucho más lejos de lo que estamos viendo, que ya es un buen paso", comentó Jorge Serpa, obispo de Pinar del Río.

Por primera vez en cuatro años en la Presidencia, Castro se sentó con la jerarquía católica el 19 de mayo a hablar de los problemas del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios