"La unidad nacional de Bélgica nunca ha estado en peligro"

  • El dirigente democristiano sigue llevando las riendas de un Ejecutivo interino con competencias muy limitadas pese a que ya ha dimitido hasta en cinco ocasiones

El primer ministro en funciones de Bélgica, el democristiano flamenco Yves Leterme (CD&V), asegura que convocar unas elecciones anticipadas sería un "importante fracaso" y sostiene que, aunque el país lleva más de un año sumido en una profunda crisis política, la unidad nacional no está en riesgo.

En una entrevista con Efe, Leterme se mostró confiado en que Bélgica, donde los partidos no han logrado un acuerdo de Gobierno tras los comicios del 13 de junio de 2010, encuentre pronto una solución y logre una nueva reforma del estado federal que sea equilibrada y conceda más competencias a sus regiones.

Leterme, a pesar de haber dimitido cinco veces desde que ganó las elecciones de 2007 (dos como encargado de formar gobierno y tres como primer ministro), sigue llevando las riendas de un Ejecutivo interino con competencias limitadas a la espera de la formación de una nueva coalición gubernamental.

-Qué opina de celebrar elecciones anticipadas?

-Sería un fracaso político muy importante. Los ciudadanos votaron el año pasado de manera muy clara y decisiva: querían que lideraran los nacionalistas flamencos (N-VA, en el norte) y los socialistas francófonos (PS, en el sur). La solución pasa por que esos dos partidos asuman plenamente sus responsabilidades y encuentren compromisos.

-Pero así llevamos un año y nada...

Hasta ahora no ha habido una voluntad política muy fuerte a ningún lado de la frontera lingüística para alcanzar un compromiso.

-¿Y aún así cree que se puede salir del bloqueo?

-Creo realmente que existe una solución, no es una solución fácil, pero es posible. Tenemos que lograr una reforma equilibrada del Estado que ofrezca un nuevo futuro y nuevas posibilidades a escala federal y para las regiones y comunidades.

-Y si esa solución se sigue retrasando, ¿puede Bélgica acabar rota en dos mitades?

-No creo que la unidad de Bélgica esté realmente en riesgo. Creo que hay una fuerte voluntad de continuar con el país.

-¿Cree que todos los partidos políticos se han comportado de una manera responsable en esta crisis?

-No hay que culpar a ningún partido en particular.

-Déjeme decirlo con otras palabras: muchos culpan a los soberanistas flamencos de la N-VA del bloqueo y aseguran que sería más fácil formar Gobierno sin ellos. ¿Qué opina?

-Igual haría las cosas más fáciles, pero no sería democrático. La política no es sólo ganar elecciones sino también asumir las responsabilidades después, así que creo que debemos dar una oportunidad al N-VA y al PS.

-En los tiempos que corren de marcada desconfianza en los mercados financieros ¿le preocupa la imagen de Bélgica que esta crisis proyecta al exterior?

-Contamos con una base económica sólida. Tenemos un crecimiento económico que está por encima de la media de la zona del euro, mientras que la tasa de desempleo y nuestro nivel de endeudamiento es menor.

-¿No teme que esa solidez se resquebraje si el bloqueo político se alarga?

-Hace falta un Gobierno con todas sus competencias. Necesitamos reformas estructurales en materia de pensiones, inflación... pero este es un país que se comporta muy bien desde el punto de vista económico. Tenemos instituciones federales muy fuertes. Encontraremos una solución.

-¿A quién ve como futuro primer ministro?

-A Elio Di Rupo (líder de los socialistas francófonos), quien fue nombrado por el rey para formar el nuevo Gobierno. Cuando haya acabado su trabajo, vendrá a este despacho, intercambiaremos papeles y será primer ministro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios