La violencia regresa a la frontera de Gaza tras la muerte de un israelí y un palestino

  • El Ejército israelí lanza una operación tras el incidente, el más grave desde el pasado marzo

Cuatro milicianos palestinos resultaron heridos ayer en un ataque aéreo de Israel perpetrado tras el fallido intento, por parte de la Yihad Islámica, de secuestrar a un militar israelí la pasada madrugada, en un incidente en el que murieron un soldado y un miliciano. Los cuatro heridos forman parte de un comando de milicianos que circulaba en motocicletas al este de las ciudad de Jan Junes, dijo el portavoz de los servicios de emergencia en la Franja, Adham Abu Silmeya, que añadió que dos de ellos se encuentran en estado crítico.

Fuentes palestinas explicaron que desde la pasada madrugada el Ejército ha bombardeado la Franja en busca de milicianos, lo que impide el acceso de ambulancias palestinas y, por tanto, que se conozca el número exacto de muertos y heridos. Vecinos de la aldea de Abasan, al este de la localidad de Janyunes, relataron que fuerzas de infantería israelíes penetraron unos 350 metros dentro del territorio palestino para buscar sospechosos, bajo la cobertura de helicópteros y aviones sin piloto.

La tensión en la frontera entre Israel y Gaza se volvió a disparar hoy, por primera vez desde marzo pasado, tras la muerte de un soldado israelí y de un miliciano palestino en un incidente armado antes del amanecer.

Portavoces militares dijeron a Efe que el miliciano logró abrir un agujero en la valla electrónica que separa los dos territorios y accedió a Israel.

Efectivos de la Brigada Golani que se desplazaron al lugar de los hechos mataron al intruso en un tiroteo en el que también murió un soldado de 21 años, Netanel Moshiashvili.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios