Cultura

ARCO supera con éxito la crisis

  • La Feria Internacional de Arte Contemporáneo cierra sus puertas hasta el año que viene superando sus expectativas previas

Éxito, edición positiva y satisfactoria por encima de las expectativas o ARCO sorprende al mercado, son algunas de las afirmaciones que se han hecho hoy en la presentación del balance de la feria de arte contemporáneo ARCO 2009, horas antes de que cierre las puertas un certamen que en su próxima edición tendrá a la ciudad de Los Ángeles como invitado especial.

Luis Eduardo Cortes, presidente del Comité Ejecutivo de IFEMA, y Lourdes Fernández, directora de la feria, han informado a los medios de comunicación de los resultados de una feria en la que la crisis no se ha notado, las ventas se han mantenido- se han vendido piezas de precio más bajo pero los compradores han sido más- así como el número de visitantes, alrededor de 200.000, aunque en taquilla se ha producido un descenso en torno al cinco por ciento. A pesar de ello, no se han facilitado cifras concretas de ventas ya que, señalaron, no siempre los galeristas quieren informar de las mismas, «nosotros se las pedimos, pero no siempre responden».

El éxito, en opinión de Cortés, se ha registrado en varios ámbitos: en la concepción de los espacios más abiertos y amplios de los tres pabellones en los que se ha celebrado la feria; en mantener el criterio de calidad de las galerías participantes, «con unos criterios de selección muy duros, pero con resultados muy satisfactorios», y un éxito en el negocio «que se ha producido con creces afortunadamente. Las galerías han vendido y han vendido mucho».

En cuanto a la próxima edición «vamos a seguir con criterios de selección muy estrictos y cada vez más. En 2010 se reducirán el número de galerías presentes», que este año se ha situado en 238 galerías. Otro de los cambios que se producirán entonces será que habrá en lugar de un país invitado, una ciudad. «Con esta decisión ARCO da un paso más y traerá a una de las ciudades punteras del mundo».

Sobre este punto, Lourdes Fernández ha asegurado que Los Ángeles es la ciudad más activa y rica en cuanto al mundo artístico se refiere. En cuanto al resultado de la feria, la directora ha afirmado que las ventas han ido muy bien «con resultados mucho mejores que las perspectivas que había. Ha sido una feria en la que tanto las galerías españolas como las extranjeras han vendido y han vendido muy bien».

Estas ventas se sitúan en su mayoría en un precio inferior a los 300.000 euros y el coste mayoritario de las obras vendidas gira en torno a los 100.000 euros, aunque estas cifras suben cuando se refieren a las compras efectuadas por instituciones y museos.

Entre los datos del balance facilitados por la dirección de ARCO figura los de la galería parisina Lelong que manifestaba su sorpresa al haber superado toda expectativa y vender prácticamente un tercio de las piezas presentadas en la feria. También se hace referencia a la galería Haunch of Venison, cuyo director Adrian Sutton ha valorado la edición de «increíblemente fuerte, con unos ingresos por ventas más altos incluso que en 2007», mientras que Carolyn Alexander, de la galería Alexander and Bonin, resaltaba que en cuatro horas se hizo más negocio que en cinco días en Miami.

Entre las compras figuran las realizadas por la Fundación ARCO para su Colección de Arte Contemporáneo. En total se han adquirido siete piezas de siete artistas por un valor aproximado de 150.000 euros. Con estas adquisiciones la Colección pasa a estar formada por 198 obras de 170 creadores.

Las nuevas piezas que se incorporan a la Colección Fundación ARCO son las de los artistas Robert Kinmont, Gabriel Orozco, Marine Hugonier, Yago Rocha Pitta, Verónica Kellndorfer, Tomas Ruff, y el artista indio Vivek Vilasin, del que se ha comprado la fotografía «La última cena. Gaza».

Otras instituciones que han adquirido obra en ARCO 2009 han sido el Museo Reina Sofía, el Centro Gallego de Arte Contemporáneo, la Fundación Unicaja, la Fundación Coca Cola España, el Gobierno de Cantabría, el Ayuntamiento de Pamplona, la Fundación Pedro Barrié de la Maza, la Comunidad de Madrid, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la Diputación de Málaga, Brugal y BEEP; la Asociación de Arte Contemporáneo, el Ayuntamiento de Alcorcón, la Fundación MAPFRE y Es Baluard, Museo de arte moderno y contemporáneo de Palma.

El encuentro ha finalizado con la controvertida ausencia del Ministerio de Cultura en esta edición, ausencia de la que Cortes ha afirmado: «no nos sentimos ofendidos ni nos sienta mal».

Para IFEMA y para ARCO que esté el Ministerio es un orgullo y satisfacción. «Pero respetamos su autonomía y el hecho de que hayan tomado otra opción, la de comprar obra para el museo Reina Sofía por un valor de unos 700.000 euros. La relación con el ministro es magnífica», ha asegurado el presidente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios