Almuñécar reúne a 10.000 personas a pesar de los recortes

  • La XXV edición concluye con un 95% de ocupación, "un ejemplo de que la cultura también puede generar riqueza" · El festival inaugura su particular 'paseo de la fama'

La vigésimo quinta edición del Festival Jazz en la Costa de Almuñécar concluyó el pasado domingo con un 95 por ciento de ocupación, con un lleno absoluto registrado en cuatro de los seis conciertos. La organización asegura que, "a pesar de la crisis económica y del recorte presupuestario", más de 10.000 personas asistieron a los espectáculos celebrados durante toda la semana.

El evento, organizado por la Diputación de Granada y el Ayuntamiento de Almuñécar con la colaboración de la Junta de Andalucía, agotó todos los abonos y colgó el cartel de 'no hay entradas' en los conciertos del grupo Playing for change; de la cantante Lizz Wright con el guitarrista Raúl Midón; del grupo Ninety miles; y del pianista Kenny Barron, que este año recibió la primera medalla del Festival.

Desde la organización calificaron al evento como "pionero en aunar cultura y turismo" y de ser "un ejemplo de que la cultura también puede generar riqueza y empleo". Y explicaron que "más del 70 por ciento del público que asiste procede de fuera de la provincia de Granada e inyecta una importante cantidad económica a la ciudad", lo que se comprueba por haberse vendido entradas en lugares tan alejados entre sí como Suecia o Portugal. "Cerca de treinta personas han trabajado diariamente en la realización de los conciertos para que un público de más de 10.000 personas disfrutara de estos conciertos de jazz", aseguró la organización.

El director del Festival, Jesús Villalba, destacó su progresiva proyección en dos factores, "el entorno patrimonial donde se celebran los conciertos y la programación, que ha seguido manteniendo una impronta eminentemente jazzística". Por su parte, la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Almuñécar, Olga Ruano, destacó que "la cultura está siendo mantenida en estos tiempos de crisis por el fiel apoyo del público, logrando hacer acopio de valores olvidados", y resaltó también la importancia de un evento como Jazz en la Costa "porque ayuda a posicionar a Almuñécar como referente cultural de calidad".

Boulevard

De momento cuenta con apenas una loseta y un monolito que indica su nombre, aunque la intención es que con los años se convierta en una extensa pasarela en la que queden registradas las firmas de las grandes estrellas que pasen por el festival de jazz sexitano. Esta calle peatonal, una de las que da acceso al parque El Majuelo, se denomina desde ayer Boulevard Jazz en la Costa y ya cuenta con la placa dedicada a Kenny Barron, que actuó el pasado sábado en el encuentro musical.

La puesta en marcha de la iniciativa tiene como finalidad celebrar el XXV aniversario del festival, que finalizó el domingo. Poco antes del inicio del último concierto el director del evento, Jesús Villalba, descubrió junto a la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Almuñécar, Olga Ruano, el pilar con la placa que da nombre al boulevard. Inmediatamente se hizo lo propio con una loseta situada en el suelo con la firma del pianista Kenny Barron, el artista más destacado de los que pasaron por esta edición, y además muy bien considerado por la organización, que antes de su actuación del sábado le entregó la medalla del Festival a través de la alcaldesa de Almuñécar, Trinidad Herrera.

La intención es que cada año se haga lo propio con el o los artistas de mayor renombre que actúen en el evento, de forma que con los años se acumulen losetas firmadas por las más importantes figuras del género al estilo del Paseo de la Fama de Hollywood, pero en clave de jazz. El vial en cuestión es el que da acceso al parque El Majuelo desde el extremo suroeste, y que habitualmente se utiliza para el ingreso de abonados y medios de prensa.

Tanto la placa que da nombre al boulevard como la de Barron fueron elaboradas por la artista Pipa Goldsworthy, quien también confeccionó las que llevan los nombres de las especies vegetales exóticas que alberga este parque botánico arqueológico sexitano, con las que además comparte la estética.

Durante el acto de inauguración, tanto Villalba como Olga Ruano agradecieron a las entidades patrocinadoras y colaboradoras, así como al personal técnico y administrativo y medios de comunicación que "han hecho posible alcanzar con éxito estos veinticinco años de vida del Festival".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios