Alumnos de Bellas Artes exponen las tendencias más posmodernas

  • Condes de Gabia acoge la muestra oriental 'La pincelada única' de Francisco Cañete

Comentarios 1

El Palacio de los Condes de Gabia se convierte una vez más en espacio expositivo para las jóvenes promesas del panorama artístico. Las obras de 18 alumnos de la promoción 2012 de la Facultad de Bellas Artes de Granada son las protagonistas de Emporio Celestial del Conocimiento Benévolo, la exposición organizada por la Diputación de Granada que ayer se presentó en el centro cultural y en donde hoy se inaugura.

La muestra, que permanecerá en la sala alta del palacio hasta el próximo 25 de noviembre, es una selección variada y heterogénea en el soporte, la técnica o el formato. Los alumnos recurren al uso de las nuevas tecnologías como el video o la impresión digital, pasando por el clasicismo de la escultura hasta llegar al tradicionalismo de la artesanía. Todo ello con el único denominador común de la contemporaneidad y el vanguardismo.

El coordinador de la exposición, Francisco Baena, explicó la ausencia de un hilo conductor entre las obras debido a que "cada artista tiene un mundo plástico". De dicha heterogeneidad, "en un contexto posmoderno", se deriva el título de la muestra. Emporio Celestial del Conocimiento Benévolo toma como referente un texto enciclopédico de Borges, con influencia china, en el que realiza una organización del universo ausente de racionalidad.

Las instalación de las 18 obras, elegidas por los docentes de la Facultad de Bellas Artes, ha supuesto según Baena, "un reto conceptual, técnico y museológico, en el que finalmente prima la propia excelencia del trabajo unido a sus posibilidades reales".

Una muestra, que permite al público visitante conocer la últimas tendencias en arte contemporáneo y a los propios artistas establecer una vía entre el entorno académico y el espacio profesional. Así lo explicó Belén Mazuecos, vicedecana de extensión cultural de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada, quien destacó la importancia del tradicional repaldo de la Diputación, especialmente en el actual contexto de crisis económica y cultural.

A la juventud de los participantes de la exposición colectiva se une la solidez de Francisco Montañes, un artista licenciado en Bellas Artes en 2003, que bajo el título La pincelada única presenta la muestra individual.

Su obra, es fruto de "un estado mental y de una técnica en los que no hay lugar para la corrección" y resultado de la culturas milenarias asiáticas. La muestra se estructura en dos bloques: El Libro de Japón y la serie de porcelanas JDZ.

El primero de ellos, El libro de Japón, es una estructura plisada con veinticinco retratos realizados con tinta sobre papel de arroz. La primera gran página del libro tiene una longitud de quinientos cincuenta centímetros y muestra la heterogeneidad del pueblo japonés.

La serie de porcelanas JDZ constituyen el segundo bloque de la muestra. Una selección de treinta piezas dividida en cinco partes: la emperatriz y sus concubinas, retratos durmientes, arte chino-animales e incendios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios