Apadrine una película con donativos

  • Comienza el rodaje de 'No te supe perder', financiada con ayuda de la gente

Comentarios 1

Con una idea y "entusiasmo como ingrediente clave", el escritor Salvador Navarro y el cineasta Manuel Benito del Valle se propusieron financiar su película, No te supe perder, de una forma pionera en Andalucía: mediante el crowdfunding, es decir, gracias a las aportaciones de la gente. Hoy comienza el rodaje de esta producción, localizada en Sevilla y en Cádiz.

La web Lánzanos les pedía un proyecto sólido para poder pedir dinero para su proyecto y en tan sólo tres días consiguieron 200 votos de la gente a favor. Desde ese momento, y hasta finales de octubre, quien quiera puede ingresar dinero para la realización de la película y, a cambio, según la cantidad aportada, recibirá desde la descarga on line del largometraje hasta un porcentaje de los beneficios, aunque "la gente prefiere la opción de ingresar 30 euros y asistir al estreno", explica el director. No obstante, también se puede participar en la película mediante el patrocinio o trabajando directamente en su realización. En este sentido, Del Valle destaca que "la gente tiene un amor al arte imparable y siempre mira por el proyecto artístico".

La idea comenzó en Navidad, cuando Salvador Navarro, el escritor de la novela homónima, leyó en Diario de Sevilla el artículo sobre el último trabajo de Manuel Benito del Valle, Knock Out Kuba. Como mucha gente le dijo que su libro era "muy cinematográfico", Navarro le propuso a Del Valle quedar y, al leer la historia, el director se quedó con la misma impresión.

"Una historia coral en la que ningún personaje sabe perder a alguien", explica el literato. Así, esta historia de amores, desencuentros y maltrato llegará a la gran pantalla. Una vez que ambos se pusieron de acuerdo, empezaron a trabajar conjuntamente en el casting, la adaptación del guión y la financiación. Cuando el proyecto estuvo en marcha, comenzaron a buscar recursos para poder producir el largometraje y gracias a quienes se empezaban a sumar al proyecto contactaron con Inmaculada Gordillo, profesora de comunicación de la Universidad de Sevilla, que les asesora durante el proceso. Ahora, los voluntarios siguen reuniéndose todos los martes por la noche en la casa del escritor "para continuar con la puesta en marcha de la grabación", cuentan. La película necesita sólo 20.000 euros para ser rodada, que, según su director, "es un precio irrisorio para las más de 50 localizaciones con las que contará". Con este sistema de financiación y trabajo, Del Valle expone que están "reinventando la forma de hacer cine, gracias a las tecnologías y las redes sociales".

En este sentido, para ellos "la tecnología ha cambiado la forma de valorar el cine: es menos elitista, tenemos financiación y distribución de masas. A muchos les dará miedo, pero es un cambio que está ahí y quien no quiera verlo se quedará atrás".

No obstante, el director afirma que la película no perderá calidad y que "el resultado final va a ser mejor que muchísimas películas caras". Uno de los motivos es que "la gente que trabaja en el proyecto son realmente profesionales, sólo se democratiza el cine al poder hacerse accesible a personas con pocos recursos", alega. Por ello, tiene muy claro como definirse: "Independientes somos al máximo, pero la película no es casera en ningún momento". Además de una cámara Canon 7D, cuentan con "una bonita historia que es un bombón para cualquier actor, con monólogos más propios del teatro que del cine", explica Del Valle.

La película sigue recaudando fondos a través de la red e incentiva a sus inversores con "recompensas" que van desde entradas para el estreno o una copia en DVD hasta con un porcentaje de beneficios, dependiendo del dinero aportado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios