Ciencia hoy

Astronautas

Si la tierra envía misiones al espacio, el espacio le corresponde haciéndole la vida más fácil con unos 30.000 productos que forman parte del día a día de cualquier ser humano. Desde la bolsa que conserva las patatas fritas a las pilas desechables, las botas de goretex, los taladros sin cable, los móviles, la televisión digital terrestre (TDT) o el GPS, un nutrido grupo de elementos han surgido de la industria aeroespacial y ahora están totalmente integrados en la vida cotidiana. Algunos están tan presentes que son ya casi imperceptibles.

Esta curiosa retroalimentación será motivo de estudio en el Concurso Espacial 2010 titulado Navegación por satélite, dirigido a los escolares de Segundo Ciclo de ESO y Bachillerato y a los estudiantes de Ciclos Formativos de Grado Medio, de todos los centros públicos, privados y concertados. El Parque de las Ciencias se suma a la quinta edición acogiendo el premio del concurso: un Campamento Espacial que reunirá durante varios días a los ganadores -unos doscientos jóvenes- y en donde se realizarán talleres de robótica espacial, de construcción de cohetes y observación de estrellas, coloquios con científicos, así como visitas a centros de investigación y empresas del sector espacial.

Javier Cacho, responsable del Concurso y subdirector de Relaciones Institucionales del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, presentó ayer el programa en el Parque de las Ciencias. "Gracias a la tecnología espacial vivimos como vivimos", subrayó Cacho, y destacó la "obligación" que tiene la sociedad de formar a los profesionales del sector aeronáutico y espacial. No sólo a los astronautas, profesión que "les atrae mucho", sino a todos los que se encargan de que las misiones en el espacio sean un éxito: "Como dice Pedro Duque, él es sólo la punta del iceberg porque para que a Duque lo pongan en órbita hace falta un equipo".

Los trabajos en el Parque de las Ciencias van a ser muy parecidos a los del famoso astronauta. "Las vocaciones empiezan desde la infancia, por eso el Parque acoge esta iniciativa con mucha ilusión, para que se convierta en referente de la educación nacional". Para Ernesto Páramo, director del museo granadino, es fundamental alimentar la educación desde el principio.

Sin embargo, para participar en esta atractiva iniciativa, antes deben realizarse los trabajos en equipos de tres o cuatro estudiantes de entre 13 y 17 años coordinados por un profesor o un tutor relacionado con el sector espacial -con esos elementos como el GPS o el microondas- y deberán enviarse a través de la página www.concursoespacial.com desde el 1 de enero hasta el 28 de febrero de 2010. Como en ediciones anteriores, el certamen se estructura en torno a cinco áreas: Investigación, Robótica espacial, Experimental, Narrativa/cómic y Animación.

Los resultados, según dijo Páramo, son bastantes sorprendentes. El director del Parque de las Ciencias puso como ejemplo uno de los trabajos presentados en una anterior edición de la que fue jurado: "El proyecto investigó sobre la historia de los trajes astronautas. Una historia muy poco conocida y cargada de anécdotas".

Para la delegada de Educación de la Junta, Ana Gámez, "el enorme valor de la actividad espacial en nuestra vida cotidiana debe tenerse en cuenta, especialmente en este año que se celebra el Año de la Astronomía". Construir un cohete y viajar al espacio con él dejará de tener secretos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios