Aute presenta nuevo disco y película en el Isabel la Católica

  • Su último trabajo, 'El niño que miraba el mar', se compone de un CD con doce canciones y un DVD, 'El niño y el basilisco'

Mañana domingo tendrá lugar en el Teatro Isabel la Católica la presentación del último trabajo de Luis Eduardo Aute, una obra muy especial que bajo el nombre de El niño que miraba el mar, se compone de un CD con doce canciones nuevas del cantautor y un DVD con el cortometraje El niño y el basilisco. La película es una creación realizada con dibujos por animación, obra del propio Aute, que ha dibujado a mano, fotograma a fotograma, toda la cinta. Así pues, para la presentación se proyectará en primer lugar el film en pantalla grande, y a continuación el cantante ofrecerá un recital en el que el protagonismo recaerá en los nuevos temas de este álbum, aunque a buen seguro a lo largo de la noche caerán también algunos de sus grandes éxitos.

Luis Eduardo Aute ha destacado por las múltiples facetas artísticas en las que se ha aventurado. Aunque desde luego su cara más conocida es la de cantante y compositor, también es relevante su producción en el terreno de la poesía y especialmente en el pictórico, hasta el punto de que el propio Aute ha declarado en más de una ocasión sentirse pintor antes que músico, y algunas de sus exposiciones han obtenido la máxima consideración por la crítica especializada.

Asimismo ha protagonizado más de una incursión en el mundo del cine antes de El niño y el basilisco, como la película, también de animación, Un perro llamado Dolor, un proyecto en el que invirtió más de cuatro años y para el que realizó más de 4.000 dibujos a lápiz, y que estrenó en 2001. Ninguna disciplina le es ajena a este prolífico artista. Para la portada de este nuevo trabajo ha utilizado un fotomontaje que tiene su propia y fascinante historia, pues trasciende las coordenadas temporales. Se trata de la fotografía de espaldas de un niño sentado en el malecón de Manila, donde nació de padre español y madre filipina y donde pasó su primera infancia. Efectivamente la foto se la hizo al pequeño Luis Eduardo su propio padre, y muchos años después, de modo absolutamente azaroso, como ha contado el autor, de vuelta en Filipinas, esta vez con su hija, y siendo ya sexagenario, fue de nuevo fotografiado desde el mismo punto de vista.

Ambas fotografías se han fundido en una sola para darle vida y una imagen al último proyecto del autor de Al Alba. La mejor explicación en cualquier caso la aportará Luis Eduardo Aute en persona mañana domingo en el Teatro Isabel la Católica a partir de las ocho y media. Allí sonarán sus nuevas canciones, doce más de instrumentación y ambientación sencilla, elegante y delicada, sosegadas pero con una puerta abierta a la inquietud; doce más que vienen a sumarse al personal universo sonoro de uno de los autores mayor altura poética en español.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios