Bret Easton Ellis: "Todas mis novelas están basadas en el dolor"

  • El autor de 'Menos que cero' y 'American Psycho' presenta en España su nuevo libro, 'Suites imperiales'

Comentarios 2

Bret Easton Ellis se convirtió con su primera novela, Menos que cero, en el azote de la sociedad norteamericana. Hoy, 25 años después, ha retomado a sus protagonistas, transformados en yuppies en medio de un Hollywood con drogas y sexo; y el resultado es Suites imperiales. Un libro demoledor de un Hollywood lleno de violencia, con escenas salpicadas de snuff movies (donde se tortura, viola y asesina), coches BMW, fiestas, champagne y jóvenes guapas y guapos que se matan por cualquier papel en una película. Y una narración en la que Bret Easton Ellis (Los Ángeles, 1964) coloca la lupa en la aparente superficialidad para llegar al fondo de las contradicciones del alma humana.

"Yo nunca juzgo a mis personajes. Escribo desde el sentimiento. Y mis personajes no son frívolos sino gente dañada que ha sufrido. Todos mis libros están escritos habiendo conocido el sufrimiento. Mis novelas están basadas en el dolor. Aunque después, escribir es una liberación. Es una terapia maravillosa", ha argumentado Easton Ellis en Madrid, donde presenta su novela.

Publicada por Mondadori Suites imperiales se convierte así en la secuela de Menos que cero, porque el autor mientras escribía su penúltima novela, Luna Park, volvió a releer su ópera prima. Le gustó mucho y comenzó a preguntarse, ha comentado, cómo habría influido el paso del tiempo a su protagonista, Clay, y al resto de los personajes que entonces tenían 19 años y que ahora pasan ya los 40. "Al principio -ha aclarado Ellis-, tenía proyectado hacer una novela romántica, pero luego la vida, que siempre afecta a las novelas, lo cambió todo". Y ese novela amorosa se convirtió en Suite imperiales, un "homenaje a Raymond Chandler, una intriga negra, con Los Ángeles, Hollywood y el narcisismo que rodea a la industria del cine", ha precisado.

Y es que el autor de American Psycho, también guionista de Hollywood como el protagonista de Suites imperiales, pasó tres años "infernales" en este ambiente de la industria del cine. Un tiempo que coincidió, además, con la muerte de su mejor amigo y de su padre, ha aclarado. "Por supuesto que no todo es como cuenta la novela -ha subrayado-. Es una ficción que hay exagerar para ver la realidad, pero tiene tintes autobiográficos. Antes me daba vergüenza admitirlo, pero ahora si lo digo: En este libro está mi vida; y como me sentía oscuro y terrible, pues ahí está", ha revelado el autor, catalogado en su día como el máximo exponente de la generación X.

Simpático, educado y generoso con la prensa, Breton Easton Ellis ha posado ante los fotógrafos como un actor de Hollywood, con sonrisas y poses; y es que sabe muy bien cómo funciona la industria. Narrador y guionista, Ellis trabaja en la actualidad en una serie para televisión, y se muestra crítico con quien no entiende el paso del tiempo por el libro y la novela como tal. "Las series y el cine siempre han competido con el libro, pero hay espacio para todo -ha añadido-. Los libros ya no pueden ser como antes, además no hay el mismo tiempo, ni la misma concentración, yo lo veo con mis amigos jóvenes, de quienes también aprendo, y a ellos les cuesta no leer en las pantallas. Muchas veces el libro tiene mejor aspecto en un iPod. Ahí el mundo editorial no funciona muy bien. Va con retraso", ha advertido.

Pero Bret Easton Ellis tiene palabras de elogio y admiración para su compatriota Jonathan Franzen, autor de Freedom, a quien la revista Times le dedicó recientemente una portada, y le tildó como el mejor autor norteamericano del siglo XXI, por esta novela realista, un fresco de la actualidad del país. "Son casi mil páginas y no sabía cómo transportarla. Dudaba por toda la parafernalia que le dedicó Times, pero no es buena es mejor que eso: Buenísima, maravillosa. Es la mejor novela de mi generación", ha concluido este autor para quien el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha sido "toda una decepción".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios