Clement y Mendiola, dos razones para rescatar la poesía de la superficialidad

  • Dos de los principales representantes de la literatura contemporánea analizan la situación actual de la poesía hispanoamericana y advierten que la calidad de los versos no depende del tipo de lenguaje que emplee

"La poesía necesita ser rescatada". Dos de los principales representantes de la literatura americana contemporánea, y dos de las personas que más están trabajando por la proyección del género, compartieron ayer con Granada Hoy su experiencia en este campo y la visión internacional de una poesía que no entiende de fronteras. "La poesía es un lenguaje literario que actualmente está estancado y necesita de un rescate para que vuelva a cobrar sentido y comunicar con el lector". Con estas palabras definieron la situación que vive en estos momentos la técnica lingüística en Hispanoamérica los escritores Víctor Manuel Mendiola y Jennifer Clement, que participan hoy en el Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada con una lectura de poemas.

Se trata de un lenguaje universal cuyo objetivo es comunicar sobre la realidad y los sentimientos de las personas; una tendencia que no se está llevando a la práctica y está provocando un problema en la poesía. "La literatura vive de la comunicación. Una literatura sin vasos comunicantes tiende a disminuir", explicaba Mendiola, "la poesía necesita tener sentido y significado y dejarse de un coloquialismo superficial y un excesivo barroquismo". En Hispanoamérica se practican dos corrientes muy arraigadas: la poesía del lenguaje, basada en la construcción verbal , y otra opuesta más coloquial.

"La calidad en la poesía no viene medida por el tipo de lenguaje que se emplea en los versos, ya que ambos extremos son equívocos". Por una parte, el coloquialismo emplea un lenguaje inmediato de la vida cotidiana mientras la poesía refinada hace un excesivo barroquismo: "Ambas pecan del mismo defecto: la superficialidad. Se ha abandonado un diálogo con el lector y la literatura".

El problema en la literatura es el significado. "Es esencial que esté presente a través de un ejercicio muy riguroso del lenguaje", explicaba el escritor, "pero cuando existe un sentido hay un efecto retórico, o cuando un ejercicio riguroso sólo se preocupa por la comunicación tampoco se hace literatura". "La poesía necesita un empujón", afirmaron los dos poetas, "una parte de la literatura contemporánea está empantanada, se convierte en una poesía superficial que hace malabarismos verbales o sólo se crea a base de diálogos muy inmediatos tomados de la realidad. La poesía hay que llevarla a otro lugar y no perder de vista crear sentido y significado, y la manera de hacerlo es con un uso riguroso del lenguaje".

La poesía hispanoamericana ha sido clave para el desarrollo de una poesía nueva según reconocidos autores como Fuentes y García Márquez; una afirmación que igualmente apoyan Clement y Mendiola. "Figuras como Octavio Paz, Pablo Neruda o Rojas", apunta la novelista norteamericana, "han creado nuevas avenidas poéticas, son voces que han marcado el español". "Pero eso", matiza Mendiola, "ya forma parte del pasado. Hay voces más recientes como el peruano José Guacanal que están marcando las tendencias actuales, donde se está cosechando una poesía que no es la barroca o coloquial, sino algo más elaborado y lleno de sentido".

Desde esta perpectiva, defienden que encuentros como el de Granada son importantes porque permiten conocer la presencia de una nueva poesía: "Hay que sacarla del pantano. Muchos han abandonado la lectura del poema porque se ha vuelto retórico, una poesía que sólo entienden los maestros en las universidades. Los poetas tienen que volver a crear una poesía con un lenguaje riguroso que recupere las formas tradicionales y donde aparezca la realidad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios