Actual

'Dirty dancing': del éxito de taquilla a las tablas del teatro

  • El musical inspirado por el famoso filme con Patrick Swayze y Jennifer Grey recalará en el Palacio de Congresos a principios de marzo

Momento del musical en el que los dos protagonistas hacen la famosa pirueta, en el estreno en Madrid. Momento del musical en el que los dos protagonistas hacen la famosa pirueta, en el estreno en Madrid.

Momento del musical en el que los dos protagonistas hacen la famosa pirueta, en el estreno en Madrid. / Edgard Marques

"No permitiré que nadie te arrincone". Esta frase la recordará más de uno. La dijo un fornido Patrick Swayze en el papel de Johnny segundos antes de cogerle la mano a una estupefacta Jennifer Grey, que interpretaba a una joven y entrañable Baby. Lo que vino a continuación es historia del cine. Dirty dancing (1987) arrasó en taquilla contra todo pronóstico y con un humilde presupuesto de seis millones de dólares. El público de medio mundo se encariñó de aquella historia de amor entre una joven de la alta sociedad, inocente, generosa y aún bajo la protección de su padre -Baby- y Johnny, un chico que sobrevive de la mejor manera que puede, bailando para los ricos en un hotel. "Uno de los mensajes que quería transmitir es que las mujeres debemos ser valientes, respetar nuestro honor y defender lo que creemos que es correcto", explicó su guionista, Eleanor Bergstein, en una entrevista por el 30º aniversario del filme el año pasado. En este sentido, la escritora norteamericana señaló que la protagonista enseña como "si eres puro y valiente, puedes extender tu mano y cambiar el mundo.

La película también hablaba de temas espinosos en plena década de los 80 como el racismo y el aborto, y alguno nuevo en gran pantalla como el despertar de la sexualidad femenina -sí, Swayze era el objeto sexual y no ella-. Muchos años después perduró la chispa entre la inteligente chica bien y el macarra de buenos sentimientos, convirtiéndolos en iconos. En 2004, en Australia, la magia de la pantalla se trasladó a las tablas del teatro en formato musical. Después de triunfar en buena parte del mundo, la productora LetsGo Company -responsable de éxitos como The Hole- quiso hacer suyo el espectáculo, convocar a un reparto nacional e iniciar la etapa española. En diciembre de 2016 se estrenó en el Nuevo Teatro Alcalá el musical basado en la cinta y producido por LetsGo. Después de su temporada madrileña, inició una gira que recalará en el Palacio de Congresos de Granada del 1 al 4 de marzo.

Un total de seis funciones ofrecerá la compañía en la ciudad para revivir el romance y el repertorio de memorables canciones y bailes, con ese salto liberador de la joven como uno de esos momentos que quedan clavados en la memoria colectiva. Federico Bellone es el director de la producción que protagonizan Laura Enrech y Pablo Ceresuela y que hará bailar al público en las butacas del espacio granadino con la conocidísima (I've had) The time of my life, además de memorables canciones como Hungry eyes, Do you love me? y Hey! Baby!. "La adaptación teatral está avalada por Bergstein. El espectáculo, que lleva poco más de un año de gira, ha congregado a 400.000 espectadores. Granada es la ciudad número 20 en España. Cuando se estrenó fue un fenómeno adolescente, y lo sigue siendo", afirmó el director de la gira, Carlos Alexandre, durante la presentación del montaje en el Palacio de Congresos, donde estuvieron presentes sus protagonistas Enrech y Ceresuela.

El musical, en palabras de Enrech, "es una adaptación fiel de la película, que se ha convertido en un fenómeno intergeneracional, porque recrea de manera icónica la película de Emile Ardolino y plasma algunos fotogramas". En Dirty dancing, recalcó la intérprete madrileña, que va por su sexto musical, "la función sucede de otra manera, la gente no sólo lo ve y aplaude". Hace tres semanas, contó, "una señora mayor en primera fila no paró de gritar que saltara instantes antes de la gran pirueta". Cerezuela adelantó además que "el público se va a encontrar escenas que acabaron eliminándose". Más de una veintena de artistas en escena se darán cita del uno al cuatro de marzo en el Palacio de Congresos para que se experimente el largometraje en directo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios