excavaciones Trabajos de investigación

Encuentran tumbas musulmanas y monedas del XVIII en Torres Bermejas

  • La primera fase de la intervención arqueológica ha permitido documentar las distintas fases constructivas y de ocupación de la fortificación, que estaba ubicada en una zona estratégica de la Alhambra

La primera fase de intervención arqueológica en el conjunto fortificado de Torres Bermejas de la Alhambra, cuya creación se atribuye a la dinastía nazarí, dejó ayer al descubierto dos sepulturas musulmanas y once monedas de cobre de finales del siglo XVIII, durante el reinado de Carlos IV.

La intervención, que incluyó nueve sondeos arqueológicos tanto en el interior como en el exterior de las torres, ha permitido documentar las distintas fases constructivas y de ocupación de esta fortificación estratégica, así como su conexión con el monumento nazarí y Granada, especialmente en la Edad Media.

El hallazgo menos esperado fue el de dos sepulturas musulmanas, aún por datar, muy próximas a la segunda torre y que formarían parte de la necrópolis nazarí de la Sabika (colina sobre la que se asienta la Alhambra).

Según explicó a los periodistas el equipo de arqueólogos encargado de la intervención, una de las tumbas pertenecía a una joven de entre 18 y 21 años, a tenor de los restos óseos hallados.

Las dos sepulturas fueron realizadas en una piedra arenisca de color amarillento procedente del entorno de la Malahá (Granada).

Las monedas, halladas en un relleno junto a un muro muy arrasado del interior de las caballerizas, son de cobre, y en una de ellas puede apreciarse su fecha de acuñación: 1794-95, coincidiendo con el reinado de Carlos IV y la invasión napoleónica, explicó la directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca, durante una visita a la zona. Estaban enterradas y pudieron ser el jornal de algún soldado que quiso ocultarlas ante la inestable situación política del momento.

Según Javier Gallego, arquitecto y director del proyecto de restauración, la exploración permitido certificar que las torres fueron objeto de numerosas intervenciones a partir de la conquista cristiana y en el siglo XVI, y que su uso varió en el tiempo.

La intervención también permitió poner en relación este espacio con la alcazaba de la Alhambra, del siglo XI (periodo zirí), y otros tramos de la muralla como el que desciende desde ese el monumento a la puerta de las Granadas y el que asciende, desde ese punto, a Torres Bermejas.

Las Torres Bermejas, que se asientan en la colina Mauor y cuya ocupación inicial fue atribuida a Muhammad I (fundador de la dinastía nazarí), son un conjunto fortificado compuesto por tres torres, la central de mayor tamaño, y un acusado baluarte para la artillería.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios