letras

El Evangelio de Enrique Morente

  • Balbino Gutiérrez presenta la tercera edición revisada y ampliada de la biografía del cantaor titulada 'La voz libre', escrita durante varias décadas

Comentarios 1

"Si Morente fuera Dios, Balbino sería su profeta", es una crítica poco constructiva que recibió libro, el que también tildan como el Evangelio de Enrique Morente. En cambio, estas palabras no causan sino una sonrisa de medio lado a su autor, Balbino Gutiérrez, que se muestra más que orgulloso de haber dedicado varias décadas a escribir Enrique Morente, La voz libre. Es cierto que si se trata de definir como una biografía hay un hueco que el género no cubre: la fascinación por un artista al que Gutiérrez llegó de golpe. Es una biografía amada y a quemarropa de un amigo: "¿Conociendo a Enrique Morente cómo no iba a ser laudatorio?", dice el autor.

Por eso, este hombre silencioso en maneras y extenso en letras -Gutiérrez es periodista, crítico flamenco y escritor- se siente halagado e incluso irremediablemente culpable, por qué no, cuando le reprochan las "reverencias" que escribió sobre su amigo y que ayer presentó su tercera edición revisada y aumentada.

Gracias Balbino por la verdad y la fidelidad al amigo con la que está escrito el libro"Aurora CarbonellViuda de Morente

Este volumen con peso en recuerdos e imágenes ofrece un pasaje a la vida del que llaman el genio del Albaicín. Aurora Carbonell, su mujer; Soleá Morente, su hija menor; el cineasta José Sánchez Montes y Juan Carmona como director institucional de música de la fundación SGAE, y la edil de Cultura, María de Leyva acompañaron a Balbino Gutiérrez-o tito Balbino como le llama la pequeña del clan flamenco- en la puesta de largo en Centro Lorca.

Granada, Lorca y el cantaor llenaron lo que se convirtió en una conversación entre el autor y los presentes, que fueron tomando voz a lo largo del discurso. Gutiérrez, nervioso a veces, aunque certero cuando se trababa de hablar de su amigo, relató de distintas maneras, las distintas facetas artísticas del cantaor. Su amor por Lorca desde que Morente "cogiera por primera vez Doña Rosita la soltera" y abandonara para siempre las novelas de "indios y vaqueros" o cuando a partir de ahí jamás dejó el embrujo del poeta ya que para éste "era una sorpresa constante". La poesía y Morente podría ser otro tomo diferenciado, de hecho, tal y como explicó Balbino Gutiérrez, el que cantara la versión del Take this Waltz o Pequeño vals vienés, fue el flamenco "que más poetas ha musicado". Gutiérrez continuó con lo que para él eran datos tan asumidos como su propia vida: "Enrique musicó a cuarenta poetas". De ellos, al que más arrulló fue a Lorca, al que dedicó "38 cantes y 22 palos que aparecen en su discografía". "Otros hablarán de Federico mejor que yo. Pero nadie hablará más", dijo en una ocasión Morente, quien además adaptó 12 obras y siete poemarios de Lorca, que inspiró en él su original sentimiento poético.

Granada, otra parte ineludible del artista "que puso boca abajo" en cante, como dijo ayer su viuda, Aurora Carbonell, aparece varios cientos de veces en el libro. El Albaicín, Sacromonte así como las familias flamencas son las acompañantes en el libro de tantas noches de conciertos en esta ciudad, como los que recordaba ayer Balbino Gutiérrez, "con Miguel Ochando o la OCG". En el libro aparece, cómo no, la gran obra de Morente, el Omega, así como "los mejores detalles de la vida de Enrique", como recordaba ayer Sánchez Montes, el director del afamado Morente sueña la Alhambra, el documental sobre su vida.

Sobre La voz libre, la hija pequeña del cantaor fallecido el 13 de diciembre de 2010 en Madrid aseguraba que representa el evangelio de la figura de su padre y que a menudo visita sus páginas. Aurora Carbonell, por su parte agradeció a Gutiérrez "la verdad y la fidelidad al amigo con la que está escrito el libro" y destacó el respeto que le guardó a su marido "antes y después". Como respuesta, el escritor quiso agradecer una vez más la autorización de la familia para esta tercera edición, así como las anteriores. Laudatoria o no, como el hombre extenso en letras sentenció ayer ante el público: "Esta no es la obra de Enrique Morente ni es él mismo, es parte de lo que fue".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios