Feliz 15 aniversario de Titiritrán

Compañía: Titiritrán. Guión, dirección, producción, manipulación, diseño y construcción de elementos: Maruja Gutiérrez y Pedro López. Diseño de iluminación y sonido: José M. Carrión. Música: Supervivientes. Lugar: Teatro Alhambra. Ciclo: Teatro de títeres para la familia. Fechas: Del 2 al 4 de enero de 2012.

Para celebrar los quince años de la compañía granadina Titiritrán, el Teatro Alhambra ofrece durante el mes de enero una interesante exposición sobre su trayectoria y una buena muestra de su cuidado y excelente trabajo a lo largo de estos años con tres espectáculos: su aplaudida ópera prima Cuarto de cuentos, la indagación formal con el teatro de objetos y la música electroacústica que articula Barbacana, y el intimismo de Nena aunando títeres y actores de carne y hueso.

Entre una mesa abarrotada de libros, la luz tenue de una lámpara y el tono suave de una abuela contando una historia fascinante sucede Cuarto de cuentos. Espectáculo con una plástica visual fuertemente narrativa, sorpresiva, y que a partir de esa imagen inicial del escritorio repleto de libros va mutando poco a poco a escenografía de bosques y ciénagas, paisaje poblado por multitud de personajes, historia mágica, un cuento que, además, sabe romper sutilmente con la norma del cuento tradicional.

El héroe en esta historia no es un príncipe, es una niña que sale al encuentro del monstruo peludo para liberar a su padre, que tiene como rehén. Como los caballeros andantes ahí se lanza la pequeña Lucila por el bosque al encuentro del monstruo peludo. Un monstruo hambriento de carne humana como otros, pero poco usual, porque no distingue muy bien lo que es eso de un humano. Su rehén es Marcelo véndelo-todo, el padre de Lucila. Hay, además, todo un coro de deliciosos personajes secundarios: la ratita Cora, los libros cantantes o las naranjas guachintonas chivatas de la China.

El humor absurdo, lúdico, guasón e inteligente vertebra toda la narración, asoma en la música de Supervivientes, la caracterización plástica de los personajes, el diseño de la escenografía, el guión. Que las palabras de Lucila sean siempre rimadas, o que las naranjas guachintonas canturreen operísticamente cada vez que se van a pronunciar son hallazgos deliciosos. Invita a más, a seguir y continuar la celebración.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios