Flamenco y gospel para emocionar

  • Tatiana Garrido presenta mañana en el Isabel la Católica, su último espectáculo 'Espiritual Flamenco'

Una fusión de gospel y flamenco es la esencia del último espectáculo de Tatiana Garrido, que llega mañana miércoles a las 21 horas, al Teatro Isabel la Católica. A partir de 4 voces flamencas y 4 de gospel, la artista granadina emocionará sobre las tablas con Espiritual Flamenco, "un espectáculo que está hecho con la voz del alma", aclara. "Es uno de los espectáculos de los que más orgullosa me siento porque he recorrido medio mundo con él".

Con un plantel musical compuesto en su mayoría por mujeres, la artista granadina ha querido en esta ocasión "desnudarme para demostrar que con el alma se puede conquistar a cualquier espectador cuando lo haces de verdad, con todo tu ser".

Tatiana Garrido asegura que este espectáculo es totalmente emocional, además de apostar por la espiritualidad. "La fusión del flamenco y el gospel dan lugar a un ambiente muy especial, donde también he querido plasmar las diferentes religiones que he conocido durante mis viajes alrededor del mundo y cómo cada una, al fin y al cabo, dejan traslucir que ante todo somos humanos".

A través de la música y la danza, otro de los mensajes del espectáculo es que todas las religiones son importantes, "por eso cada una de ellas la plasmo con un palo flamenco. Hay algo especial por encima de nosotros que cada uno lo plasma a su manera, por eso hay tantas religiones, pero al fin y al cabo todas dicen que hay que ser buenos con lo que hay alrededor, porque si haces eso Dios te recompensa con lo mismo".

Este espectáculo ha girado por distintos puntos del mundo con mucho éxito de crítica y público. Además, Tatiana y su madre, la artista Mariquilla acaban de llegar de Turquía y Alemania, donde Mariquilla ha dado una conferencia en el Instituto Cervantes con gran éxito. "En Alemania tenemos varias escuelas y ha sido un viaje muy enriquecedor".

En esta ocasión, Mariquilla no participa en Espiritual Flamenco "pero seguimos de la mano una de la otra. Yo siempre quiero que mi madre esté conmigo", apunta Tatiana.

La conexión del espectador con Espiritual flamenco es tan grande que el público "sale llorando", comenta Tatiana Garrido. "Eso es lo más importante que un artista puede conseguir, poner los sentimientos a flor de piel y que la gente quiera más". Respecto al vestuario, diseñado por Rosa Peula es blanco en casi su totalidad, con una bata de cola de casi 10 metros de larga. La artista está emocionada de volver a Granada. "Espero que Granada me acoja con los brazos abiertos porque además todos los artistas que llevo son de la tierra y queremos demostrar que aquí se está haciendo un flamenco muy digno, muy de verdad".

El espectáculo dura hora y media.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios