Fotografía literaria

EL artista Joan Fontcuberta, uno de los grandes fotógrafos españoles del último cuarto de siglo, toma el Palacio de la Virreina de Barcelona con una retrospectiva de más de 200 obras que sirve para repasar su trayectoria desde 1982 hasta la actualidad.

De facto. Joan Fontcuberta 1982-2008 es el recopilatorio más exhaustivo del trabajo de las tres últimas décadas de este creador heterodoxo y de espíritu lúdico, considerado por el comisario Iván de la Nuez como "el menos literal y el más literario de los fotógrafos", por sus continuas ganas de narrar y crear ficciones.

A lo largo de diferentes salas, el público podrá conocer unas 200 fotografías de 18 proyectos significativos del también profesor universitario, así como otros objetos que ha ido creando a lo largo de los años y que complementan su particular visión del ámbito fotográfico, desde extraños animales disecados, a cohetes espaciales o curiosas filmaciones protagonizadas por un monje muy parecido a él capaz de conseguir el milagro más inverosímil.

La primera de las salas está dedicada a su proyecto Sputnik, en el que narra la vida de un desaparecido e imaginario cosmonauta soviético, cuyo caso, invención absoluta de Fontcuberta. También se puede conocer parte de su serie Constelaciones y las curiosas Lactogramas y Hemogramas, en las que amigas y conocidos le prestaron leche materna y sangre para que pudiera componer sus obras. Con ellas, otra sala da a conocer los restos del Hydropithecus, un homínido acuático del Mioceno, con una morfología cercana a la de las sirenas, y que surge de la imaginación de Fontcuberta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios