Jose Luis Chacón. director del festival de jóvenes realizadores

"Si Granada aspira a la capitalidad no puede tener un festival con un presupuesto tan bajo"

  • El responsable del Departamento de Artes Audiovisuales de la Diputación vuelve a dirigir el ciclo de cine independiente

  • Esta tarde se proyecta el primer filme de la Sección Oficial, 'Jeune femme', en el Centro Lorca a las 20:30

El director del FIJR. El director del FIJR.

El director del FIJR. / Carlos Gil

-Regresa a la dirección del festival después de formar parte del comité de selección en los últimos años. ¿Es muy diferente el tipo de festival que tenía en la cabeza y el que se va a celebrar estos días?

-Estoy presente en el festival desde sus inicios y durante una época lo dirigí. Ya sabes, los cambios políticos hicieron que no estuviese y dieron cancha a gente más joven. Lo entiendo. Cuando me lo propusieron no acepté hasta que vi que no iban a encontrar a otra persona y que podía caer. Estoy encantado. Hay cosas que no se puede hacer porque tenemos un presupuesto muy reducido, pero es la idea con la que partió la semana de jóvenes realizadores hace décadas.

-El año pasado, el FIJR no se celebró porque no había dinero. ¿Siente que esta ciudad, candidata para ser capital cultural europea, invierte poco presupuesto en materia de cultura?

-Estos festivales son una especie de milagros. Lo importante es sostener el discurso hasta que vengan tiempos mejores. Si el FIJR no se hubiera celebrado este año hubiera peligrado, por eso estoy aquí.

-Me cuenta la gente que esta cita es una ocasión idónea para ver una filmografía diferente. ¿Entiende que una ciudad que aspira a la capitalidad tenga que esperar a un festival para ver determinados títulos?

-Me parece que en Granada hay mucha cultura. Me refiero a cultura de base. Se organizan muchas actividades y me parece un verdadero lujo. ¿Es preferible tener un gran festival en lugar de cinco pequeños? No lo sé, lo que sí es verdad es que si Granada aspira a la capitalidad cultural europea en 2031 no puede tener un festival con un presupuesto tan bajo -en referencia al FIJR-. No podemos perder de vista que cuando acaba el Festival de Jazz empieza el nuestro y después se hace el Hocus Pocus. Los públicos a veces se solapan, son comunes.

-Sí, se organizan muchas actividades. Vengo de Málaga y observo que aquí hay más capital humano, aunque no se cuentan con tanto espacios culturales ni con los mismos presupuestos.

-Málaga tiene más museos. Sus políticos han hecho por buscar un patrimonio que antes no tenía y se han centrado en el turismo cultural. Eso sí, no se pueden gastar el dinero, el erario, en el Thyssen y no apoyar a artistas locales.

-Estoy de acuerdo. Dice usted que Málaga se ha enfocado al turismo cultural. ¿Granada tiene un proyecto de futuro claro con respecto a la cultura?

-Directamente no hay proyecto. Las elecciones de 2019 están a la vuelta de la esquina y están un poco verdes, pero hay capital humano. La cuestión es organizarse.

-La pedagogía es una de las patas de la cita, con sesiones dedicadas a institutos y a familias. ¿Un festival que no trata de educar a su público es un festival condenado a morir?

-El cine que no cuida a los futuros espectadores está condenado a morir, sin duda. Este festival necesita jóvenes. Los jóvenes de ahora serán los viejos de mañana, y los niños de hoy serán los jóvenes de mañana. Hay que cuidar ese público y educarlo, sí. Nosotros apostamos por películas no comerciales, que han ganado premios en festival conocidos, sí, pero que son desconocidas para el gran público y que no han llegado a las salas comerciales. Hay que hacer pedagogía para que el público vaya a ver lo que las majors, las grandes corporaciones, no ofertan. Ellos ya cuentan con suficiente publicidad detrás. Lo que nosotros ofrecemos aquí, creo, son películas de calidad y de gran interés social.

-Los cines comerciales que quedan en esta ciudad no suelen apostar por estas películas y cuentan solamente con una sesión semanal de versión original subtitulada. ¿Faltan más Madrigales en la ciudad?

-Sí, pero yo diría que más que Madrigales, faltan cines como el Albéniz en Málaga, que cuenta con una programación estable e invita, entre festival y festiva, a directores y hay presentaciones. Hay varias salas con bso y hay sesiones de cine clásico. El Madrigal trabaja exclusivamente en versión doblada y con una única promotora. Es necesaria una sala estable que proyecte películas que sólo en otras ciudades como Madrid, Barcelona y Málaga están. Aquí hay programación estable, pero no parte de sales comerciales. Me refiero al Palacio de los Condes de Gabia, el Cineclub Universitario y la Filmoteca de Andalucía. Hay muchas cositas pequeñas, pero eso hace que la gente se pueda volcar en un festival como este. La gente en Granada sabe de cine, huele a cine, pero la oferta es muy baja. Estrenos no se pueden ver en el Cineclub Universartio. Reitero, hacen falta cines como el Albéniz.

-Dedican un ciclo y una clase magistral con María Cañas al cine de apropiación. ¿Por qué es importante visibilizar este tipo de cine?

-Sí, porque los jóvenes piensan que se necesitan unos grandes equipos de rodaje para hacer un largometraje y no es cierto. El cine se hace en el montaje y puedes utilizar material rodado, cortar, pegar y dimensionar un material. Me parece importante que el cine esté a mano de cualquiera. El cine de apropiación es un tipo de práctica fílmica que es fácil de hacer y de acercar a los jóvenes. Hemos hecho una buena selección y María Cañas es la caña. Mostrará que eso lo puede hacer cualquier con un programa que viene ya en el móvil. Como diría ella misma, el cine es como el cerdo hay, que aprovecharlo todo.

-Hace unos años celebraron la primera muestra de web series. ¿Por qué no se ha apostado esta edición por ellas, más aún con el fenómeno de Paquita Salas en plena forma?

-Es una idea que nos rondaba la cabeza, pero el presupuesto y el material humano no da para más. Por supuesto dejamos la puerta abierta. Se trata de la democratización de los medios. Hacen faltan buenas idea y no películas perfectas. Esa es la idea que queremos trasladar a los jóvenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios