"Internet hace hoy que los raperos podamos tocar en cualquier parte"

  • El músico, uno de los más importantes de su género en el país, presenta esta noche en La Industrial Copera su último trabajo discográfico, '41.100 Rock', lleno de propuestas sugerentes

Juaninacka, uno de los raperos más importantes de Andalucía, llega esta noche a La Industrial Copera para presentar su último trabajo discográfico, 41.100 Rock, un disco editado por el sello Boa Music con el que el músico cumple diez años de carrera artística. Considerado como uno de los raperos con textos de mayor interés del país, este catalán criado en Sevilla representa los nuevos aires del rap, un estilo en el que la música comienza a cobrar cada vez más preponderancia. La actuación comenzará a partir de las 22.30 horas.

-Muchas veces se asocia el rap con actitudes marginales. ¿Hay más mito que de realidad en eso?

-Depende de la zona o del país. En España, por ejemplo, los raperos somos gente absolutamente normal. Nos gusta escuchar rap como a un joven le pueda gustar escuchar punk o heavy-metal. No hay nada de extraño en eso.

-¿Puede deberse esa idea a la imagen de los raperos, con ropas parecidas a los de las bandas latinas?

-Bueno, es que los miembros de las bandas latinas lo que han hecho ha sido copiar la estética de los raperos, y no al revés. No tiene nada que ver una cosa con otra.

-¿A qué cree que se debe el actual 'boom' del rap en España?

-Pienso que es porque se trata de una música fácil de escuchar, que entra directamente y con fuerza. Es casi como escuchar una conversación. Se trata de algo sencillo y directo.

-La percepción que mucha gente puede tener del rap es que hay mucha más preocupación por los textos que por la música...

-No estoy de acuerdo con eso. La tendencia que hay ahora entre los raperos es la de preocuparse muchísimo por hacer buena música, que los ritmos estén muy trabajados. Hoy lo que proliferan son los raperos con músicas muy elaboradas.

-¿Qué un rapero, un poeta, un comunicador, un político?

-Eso depende del rapero. Yo, por ejemplo, me considero más comunicador que poeta o que otra cosa.

-¿Cuáles son los temas que más le gusta tratar en sus composiciones?

-Lo que más me surge a la hora de escribir son reflexiones. También me gusta mucho emplear juegos de palabras. Plantear cuestiones y subrayarlas. A veces toco también temas políticos, pero lo que más intento en todo momento es reflejar mis estados de ánimo.

-Además de hip-hop, ¿tiene interés por otros géneros musicales?

-Me gusta sobre todo escuchar música negra, el soul sobre todo. Soul y reggae son mis estilos favoritos además del hip-hop.

-El título de su disco, '41.100 Rock', es bastante curioso. ¿Qué significa?

-Yo vivo en Coria del Río, en Sevilla, y el código postal de allí es 41.100. Lo de 'Rock' es porque al rap, al comienzo, se le llamó también rock. He querido hacer un disco con una estética muy de los años ochenta.

-El rap llegó de Nueva York a Gran Bretaña a través de un grupo punk, The Clash, que lo empleó en su disco 'Sandinista'. ¿Siguen existiendo conexiones entre el rap y otros estilos?

-Sí. De hecho, ésa sido siempre la esencia del rap: coger sonidos de algo que nos guste y convertirlos en loops [fragmento musical que se repite continuamente como si fuese una base rítmica]. Ahora empieza a ver ya tendencias diferentes. Muchos raperos combinan los loops con su propia instrumentación. Pero la fusión de músicas es lo que hace que el rap sea como es. Todo comenzó cuando alguien observó que una canción de James Brown, por ejemplo, tenía un fragmento que gustaba más que los demás. Lo cortó y lo copió y comenzó a repetirlo pensando que así le gustaría más al público.

-Las descargas en internet ¿les benefician o les perjudican?

-Como el rap no es mayoritario, no nos afecta mucho en lo de las ventas. Internet nos beneficia más que nos perjudica, porque nos hace ser conocidos en cualquier parte. Yo he tocado en Chile y en Guinea Ecuatorial porque la gente nos escuchaba en internet.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios