Jorge Galán entrega a la Audiencia el material que recopiló para 'Noviembre'

  • El autor exiliado en Granada aporta pruebas sobre el asesinato de los jesuitas en El Salvador

El escritor salvadoreño Jorge Galán, que vive actualmente en Granada tras exiliarse de su país al recibir amenazas de muerte, ha aportado recientemente pruebas clave para el caso del asesinato en 1989 de cinco sacerdotes jesuitas españoles, entre ellos el rector de la Universidad Centroamericana (UCA), Ignacio Ellacuría, en El Salvador, un asunto que investiga el juez de la Audiencia Nacional (AN) Eloy Velasco.

Concretamente, entregó al magistrado la grabación de la entrevista que hizo al expresidente del país, Alfredo Cristiani, en la que éste señala a los culpables del asesinato de los jesuitas, los miembros de la cúpula del estado mayor, además de otros militares, una grabación que realizó mientras escribía su novela Noviembre, que trata sobre lo ocurrido y que se publicará en España el próximo otoño.

Se trata de la "primera vez que un testimonio de una voz autorizada del Gobierno" responsabiliza a los autores intelectuales del crimen, según INDICA Galán, que precisamente tuvo que salir huyendo de su país al salir a la venta su novela en México y Centroamérica.

El pasado mes de marzo, el Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Rafael Catalá, aprobó solicitar la extradición de cuatro militares de El Salvador involucrados en 1989 en el asesinato de los cinco sacerdotes españoles -además de Ellacuría; los vallisoletanos Segundo Montes e Ignacio Martín Baró; el burgalés Amando López y el navarro José Ramón Moreno-. Sin embargo, la Corte Suprema de El Salvador ha denegado anteriormente esa pretensión y ahora tiene pendiente una nueva resolución.

Por ello, Galán considera que la Corte Suprema "se está poniendo del lado de la impunidad, actuando de forma cómplice con los asesinos". "Es una muestra más de que El Salvador es un estado fallido en el que las instituciones sirven al interés de los poderosos. Somos uno de los países más violentos del mundo, una sociedad que sufre y sangra a diario. La Corte Suprema es el reflejo de todo esto pero no pierdo la esperanza de que se pongan del lado de la verdad y puedan ayudar a recomponer el país en el futuro", ha sostenido. En este caso, el escritor tiene claro por qué no se ha hecho aún justicia con los jesuitas asesinados: "por el poder".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios