Patrimonio

La Junta se reunirá el día 25 con el propietario del Castillo de La Calahorra para su posible adquisición

  • El delegado en funciones de Cultura y representantes de Patrimonio iniciarán la toma de contactos con el propietario para "achicar la horquilla de diferencia con lo que pide el propietario".

El delegado en funciones de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada, Pedro Benzal, y representantes de la Dirección General de Patrimonio se reunirán por primera vez el próximo día 25 con el propietario del castillo de la Calahorra (Granada) para su posible adquisición, en la que la Administración autonómica está "muy interesada".

Así lo señaló el delegado en funciones del Gobierno de la Junta en Granada, Jesús Huertas, quien, en una entrevista concedida a Europa Press, explicó que en este primer encuentro, que se mantendrá en Sevilla, se establecerá un "tanteo" para "achicar la horquilla de diferencia con lo que pide el propietario".

En su opinión, la adquisición del castillo sería "motor de desarrollo para la propia zona", si bien puntualizó que aún no se ha definido su uso final, de formalizarse la compra. "Será un bien cultural, de exposición, de visita como museo o elemento patrimonial o histórico de la zona", apuntó.

Así, Huertas confió en que haya un entendimiento con el propietario y "podamos llegar a un acuerdo sobre una cantidad razonable" ya que, según ha apuntado Pedro Benzal en otras ocasiones, la cantidad exigida asciende a unos 15 millones de euros.

El castillo fue mandado construir por Rodrigo Díaz de Vivar a principios del siglo XVI sobre uno existente de origen árabe y fue uno de los primeros en España que introdujo elementos arquitectónicos renacentistas en su interior.

El edificio ha sufrido numerosos cambios y usos, siendo el último conocido el de cuartel durante la Guerra Civil. Desde hace siglos no ha sido habitado ni usado como residencia, si bien conserva una entreplanta para uso de los guardeses y esporádicamente para uso de los dueños. ADQUIRIDO POR LA CASA DUCAL DEL INFANTADO.

A principios del siglo XX se produce un intento de venta del patio y es en esas fechas cuando el inmueble es adquirido por la Casa Ducal del Infantado, en un intento de recuperar antiguas posesiones de la familia, que logra paralizar el expolio, si bien se consideró la posibilidad de trasladarlo a Madrid.

Numerosos elementos del castillo-palacio, pertenecientes al bien como inmueble, se mantienen hoy día fuera de su ubicación, expolios cometidos como algo habitual en ese momento.

Los duques del Infantado han cuidado desde entonces la integridad del inmueble, aunque nunca lo han convertido en una residencia. Los propietarios han cumplido siempre con la obligación de mantener el edificio abierto a la visita pública, si bien el municipio nunca se ha beneficiado de su presencia.

Su adquisición supondría la protección no sólo del monumento, que es considerado como tal desde 1922 y declarado Bien de Interés Cultural, sino también del paisaje que lo envuelve, ya que se sitúa sobre un cerro desde el que se domina la llanura. Como ejes de la delimitación se han establecido la A-92, el límite de las Minas de Alquife, la carretera que va desde éstas al municipio y la vía que conduce hasta el Puerto de la Ragua.

Desde 2004 no han cesado los intentos de negociación, tanto por parte municipal como autonómica para que los propietarios accedan a la venta del castillo, si bien en 1991 la Diputación Provincial ya inició gestiones para su adquisición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios