Partículas de magia

  • El alquimista Pep Bou cierra el Hocus Pocus con su famosa obra 'Bufaplanetas', un espectáculo con pompas de jabón de todos los colores

Frágiles como el planeta pero tan rígidas como una pelota de ping pong. Las pompas de Pep Bou tienen esa consistencia extraña que las hace fuertes y de una arquitectura mágica. Su Bufaplanetas encandiló ayer en la última noche del Hocus Pocus con un juego divertido entre un científico y su ayudante.

La temperatura del teatro no era la adecuada e hizo que algunas pompas explotaran pero el encanto de su espectáculo supo reemplazar ese 'fallo' ambiental. Bou creó planetas, los llenó de vida y los cuidó con su elegancia extrema. Se convirtió en un alquimista y sopló partículas de magia.

Que los ejércitos sustituyan sus bombas por pompas de jabón, pidió. Sería una buena idea. Verlos cargados de esos tubitos soplándole al aire, tal y como hizo anoche este artista del jabón.

Aire de colores flotando en el Isabel la Católica. Burbujas llenas de humo, blancas, no aptas para fumadores pero tan sumamente efímeras y poéticas.

Jugó una partida de tenis con pompas y la perdió por cinco, ya que su ayudante, que hizo las veces de marcador, no tenía más dedos. No pudo quejarse de su contrincante, una espectadora con ganas de vencer.

El científico elaboró experimentos de una física difícilmente explicable. Cómo meter la cabeza en una pompa y conseguir que no se rompa. Cómo conseguir que el agua cambie de color. El artista catalán, arquitecto, mimo, ilusionista... trajo a Granada un espectáculo que ha recorrido medio mundo desde 1982 y que, sin embargo, nunca es el mismo. Le dio las gracias a MagoMigue y éste, desde el público, se levanto y le dijo, "gracias a ti, guapo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios