Cine

Pixar levanta el telón de Cannes

  • 'Up', la nueva apuesta en 3D del estudio de animación, inaugura la sección oficial del festival.

A pesar de sus más de 60 primaveras, el Festival de Cine de Cannes sigue buscando sorprender a su exquisita cinefilia y para ello ha recurrido a Pixar y su nueva aventura en tres dimensiones, Up, que ha levantado el telón de la 62ª edición del certamen francés.

Ni el director artístico del festival, Thierry Frémaux, se quiso perder ver a toda la platea con unas gafas rojas especiales para poder ver la cinta, momento que captó con su propia cámara de fotos. Por primera vez en la historia del certamen, una película de animación inaugura este festival de cine, el más importante del mundo. Toda una apuesta arriesgada, como lo es también para Pixar que un anciano protagonice sus fábulas.

Inspirado en gruñones adorables como Walter Matthau y Spencer Tracy, así como en los propios abuelos -según dijo su director, Pete Docter, en la rueda de prensa-, el alma de esta tierna historia es un vendedor de globos de 78 años (con la voz de Ed Ashner) que durante toda su vida soñó con ser un explorador de lejanas tierras en Suramérica. Anhela conocer unas cataratas en Venezuela y sólo se lanza a la aventura cuando están a punto de ingresarlo en un geriátrico. Sus fieles escuderos en esta peripecia serán un pequeño boy scout y un ave rara que no debe ser capturada por un codicioso explorador caído en desgracia, a quien presta su voz Christopher Plummer.

Up es ante todo una reivindicación de la aventura que supone el vivir día a día, un propósito que los estudios Disney-Pixar son capaces de transmitir de forma única envolviéndolo en imaginación, aventura, humor y una original animación. El jefe del departamento creativo de Walt Disney y Pixar, John Lasseter, explicó en Cannes que cada película tarda unos cuatro años en llegar a las pantallas porque durante dos años y medio se trabaja sólo en la historia, en buscar "el corazón de la historia que viene de la emoción".

Desde que en 1995 los estudios Pixar lograran una aclamación sin precedentes con Toy Story, no se han apartado de la senda del éxito y el ejemplo más reciente es WALL·E. Pese a todos los avances tecnológicos, Disney no abandona la animación artesanal. El cine de animación, mirado con condescendencia y considerado siempre una suerte de hermano pequeño, "tiene posibilidad de durar siempre si se hace bien", aseguró Lasseter, quien afirma sentirse emocionado por poder acudir a la función de gala, donde es obligatorio vestir de etiqueta. Esa será una gran imagen, dijo, "todo el mundo elegante, con smoking y las gafas".

En plena sintonía con los tiempos que corren, los fans pueden seguir el estreno de Up a través de la red Twitter. Tanto el director Pete Docter, como el resto de creadores, entre ellos Lasseter, compartirán sus experiencias en Cannes.

El futuro en 3D ya ha llegado a La Croissete. Y la crítica ha sucumbido a sus encantos: Up ha sido recibida con un fuerte aplauso. Las divertidas gafas no sólo sirvieron para ver los efectos 3D, sino también para esconder alguna que otra lágrima que inevitablemente se escapaban a más de un crítico al término de la función para la prensa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios