Recuperan una fábula mitológica del autor granadino Soto de Rojas

  • La 'Fábula de Alfeo y Aretusa', un largo poema mitológico de más de 900 versos, ha llegado hasta el siglo XXI gracias al interés personal de Gerardo Diego

La pasión por el gongorismo de Gerardo Diego ha hecho posible que la historia de la literatura española recupere ahora una obra inédita del autor granadino Pedro Soto de Rojas, la Fábula de Alfeo y Aretusa, un largo poema mitológico de más de 900 versos.

El original de esta obra, que formaba parte de la biblioteca que Menéndez Pelayo legó a Santander, su ciudad, ha desaparecido pero la fábula ha llegado hasta el siglo XXI gracias a que Gerardo Diego encontró el manuscrito en 1919, antes de que se extraviara, y lo copió.

Su hija, Elena Diego, halló, en los archivos del autor del 27, esa copia junto a un artículo sobre la fábula que escribió su padre y ayer, la Fundación Gerardo Diego entregó ambos textos a la Biblioteca Menéndez Pelayo de Santander. Durante este acto, la catedrática de Literatura Española de la Universidad de Barcelona Rosa Navarro Durán, especialista en el Siglo de Oro, desveló que la fábula es una obra desconocida de Pedro Soto de Rojas (Granada 1584-1658), uno de los grandes poetas seguidores de Góngora.

Para Rosa Navarro, se trata de un descubrimiento "insólito" porque puede ser fácil encontrar un soneto pero no es nada frecuente hallar una fábula de 900 versos escrita además en silva, de las que hay "poquísimas". La especialista, que no tiene dudas de la autoría del texto, considera que si Diego hubiera contado con los medios de los que disponen hoy los investigadores habría llegado a la misma conclusión.

La larga historia de la recuperación de la Fábula de Alfeo y Aretusa arranca en 1919, con un joven Gerardo Diego de 23 años, gran admirador de Góngora, a quien el entonces director de la Biblioteca Menéndez Pelayo, Miguel Artigas, le ofrece unos poemas manuscritos para que los vea.

Husmeando en aquellos papeles -relató Navarro- encontró un poema manuscrito del siglo XVII cosido a otros y muy deteriorado. De hecho, mientras lo copiaba minuciosamente se dio cuenta de que incluso le faltaban versos, unos 40 según la profesora.

Entusiasmado con la obra, escribió un estudio, fechado en enero de 1920, que es también "una vindicación de Góngora", siete años antes del famoso homenaje del 27 al autor cordobés. En 1921 y tras las obras de remodelación de la biblioteca que obligaron a trasladar los fondos a un almacén cercano, en la calle Gravina, Miguel Artigas hizo un inventario de sus manuscritos en el que ya no aparece la fábula. Rosa Navarro publicará un estudio sobre la Fábula de Alfeo y Aretusa, la tercera de Pedro Soto de Rojas que empareja claramente con Los fragmentos de Adonis, una obra que se imprimió en primer lugar en una edición anónima para volver a publicarse después firmada dentro del libro Paraíso cerrado para muchos, jardines abiertos para pocos.

La catedrática de la Universidad de Barcelona destacó la belleza, la sensibilidad, la musicalidad y la sensualidad de unos versos que solo podía haber sido escritos "por un gran poeta" como Soto de Rojas. "Estamos enriqueciendo el patrimonio cultural", subrayó esta especialista, quien insistió en que ha sido posible gracias a aquel "jovencísimo estudioso", aún sin plaza de profesor, que era Gerardo Diego en 1919.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios