Segura lleva 'Torrente 4' a Nueva York

  • El director quiere comprobar la reacción del público americano

El actor y director español Santiago Segura se mostró ayer "feliz y encantado" de presentar en Nueva York la cuarta entrega de Torrente, la popular saga que se ha convertido en la más vista del cine español.

"Estoy feliz y encantado de venir a Nueva York para ver cómo reacciona el público", afirmó el polifacético actor y cineasta, quien asistió ayer a la proyección de Torrente 4: lethal crisis en el Tribeca Film Center de la Gran Manzana, en lo que supone el estreno de la cinta en Nueva York.

Segura se mostró interesado por ver la respuesta del público neoyorquino a su película: "Hay cosas que uno piensa que es humor local, pero resulta que también se ríen, y otras que te parecen más universales, y no les hace gracia", aseguró el conocido actor español.

Todavía no hay planes de comercializar la cinta en EEUU y el cineasta madrileño reconoce que probablemente en este país nadie sabrá quién es Torrente hasta que se haga el remake de la película, para el que suena el nombre del actor Sacha Baron Cohen, conocido por Borat.

La presentación de Torrente 4 en la Gran Manzana forma parte de los actos organizados por el Consulado General de España en Nueva York con motivo de la inauguración oficial de su programa cultural de la próxima temporada de otoño-invierno.

Segura, para quien todo lo que suponga promocionar cine español y en español en el extranjero le parece "estupendo", no escondió su preocupación por el impacto que tiene las copias "perfectas" que aparecen en internet horas después de los estrenos.

"El cine estadounidense sigue copando las pantallas en todo el mundo, y por eso está bien que se celebren este tipo de muestras porque hay gente a la que sí le interesa ver otro tipo de cine", indicó.

Por último, Segura lamentó que cada vez haya menos intercambios de películas entre España, América Latina y Europa: "Es muy grave, porque raro es el año en que se estrenan más de cuatro o cinco españolas", concluyó.

El detective Torrente, un inusual prototipo de antihéroe de lo más políticamente incorrecto, se ha convertido en un personaje de referencia en la cultura cinematográfica española desde que en 1998 se estrenara la primera película de la popular saga. Después de Torrente, el brazo tonto de la ley, que ganó dos Goyas de tres nominaciones, el Fotogramas, un Ondas y varios premios más, vinieron Torrente: Misión en Marbella (2001) y Torrente 3: el protector (2005), ambas pelotazos de taquilla.

La última entrega de la saga, estrenada en España en marzo pasado en 3D, batió récords de taquilla el fin de semana de su lanzamiento y cerró el primer semestre con una recaudación de 20 millones de euros y 2,6 millones de espectadores sólo en España. La edición en DVD ha tenido también un gran éxito.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios