Senderos de gloria, 50 años contra el enemigo

  • n aniversario La mítica película de Stanley Kubrick cumple medio siglo sin envejecer.

Senderos de gloria, el filme que Stanley Kubrick realizó con sólo 28 años, cumple 50 años, pero lejos de envejecer, la obra sigue alimentando debates sobre su mensaje, que muchos consideran antibelicista y otros una denuncia de comportamientos humanos.

La película se desarrolla en una época y un contexto muy definidos, durante la Gran Guerra en el frente francés de Verdún, y muestra con implacable realismo el horror de las trincheras y la crueldad de una contienda realizada con medios modernos, pero con mentalidad feudal. Pero el filme va más allá de aquel momento histórico, e incluso de la crítica antibelicista. El propio Kubrick explicó en una entrevista en The New York Times que para él "el soldado es fascinante porque todas las circunstancias que lo rodean están cargadas de cierta histeria. Pese a su horror, la guerra es un drama en estado puro pues es una de las pocas situaciones en las que los hombres pueden alzarse y defender los principios que consideran suyos".

Para el escritor y guionista británico Gavin Lambert lo que hace que Senderos de gloria sea superior a otras películas sólo antimilitaristas es que "al mostrar la brecha entre los que mandan y los que obedecen, ensanchada por la guerra, muestra la guerra como extensión de la lucha por el poder".

La cinta, y en eso coinciden los críticos, no muestra de forma tradicional la guerra contra un enemigo, sino una lucha interna. El contraste entre la vida de los oficiales en un castillo y el mundo de las trinchera es "la farsa de la lucha de clases que subyacía en esa guerra".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios