Sobrevivir al horror de Mauthausen

  • El testimonio de Alfonso Maeso, un republicano en el campo de exterminio

"Durante todos los días de mis años de cautiverio, al acabar la jornada, recostado en el suelo de la barraca, hambriento y exhausto, mi último pensamiento siempre era el mismo. Una pregunta tan terrible que sólo la podía soportar una vez al día: ¿seguiré vivo mañana?", Alfonso Maeso era el preso número 3447 del campo de exterminio de Mauthausen. Sobrevivió durante cuatro años a uno de los recintos más crueles y sanguinarios de la Segunda Guerra Mundial y fallecía en Toulousse en enero de 2007, poco antes de publicarse la primera edición de sus memorias. Su sobrino nieto Ignacio Mata Maeso tenía la necesidad de rescatar todo su testimonio para legar a futuras generaciones el inmenso horror del genocidio judío y de la matanza sistemática de prisioneros a cargo del ejército nazi y sus aliados. Mauthausen, volumen que ha reeditado Editorial Crítica, es un feroz grito impreso en el que se desparraman con punzante dolor aquellas vivencias de Maeso, que cuando se alistó a defender la República, escapándose de su casa, no podía imaginar hasta dónde le iba a llevar la Guerra Civil, exiliado en Francia y capturado por los alemanes. "España tiene una deuda con nosotros que aún no ha saldado. Espero que lo haga pronto. Que este libro, mi historia, sirva para encontrar la memoria perdida, quién sabe si arrebatada", pronuncia en su testamento este superviviente en las páginas finales del libro.

El autor del libro, Ignacio Mata, visitó el campo de Mauthausen para fotografiar los restos de aquellas siniestras instalaciones para afianzar la documentación de un relato tan crudo que no necesita de adjetivos ni precisiones. El ensañamiento contra los presos soviéticos, los constantes abusos sexuales a los niños, las matanzas expeditivas contra mujeres y ancianos, la inanición colectiva o las subidas de los 186 escalones que cribaban los supervivientes se desgarran en las evocaciones de este español que negó a olvidarse de toda la tragedia sufrida aunque la vida le diera la oportunidad de seguir adelante.

El periodista Ignacio Mata, que fichó por Antena 3 en el año 2000, es el actual director de Comunicación de Atresmedia. El director y conductor de uno de los programas más emblemáticos del grupo, Jordi Évole, de Salvados, es el encargado del prólogo de Mauthausen, sobrecogido por el relato y la labor documental del sobrino nieto del superviviente Alfonso Maeso. Un testimonio necesario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios