'The perfect human' viaja a Lisboa para la Muestra de Teatro Ibérico

  • La compañía Teatre'ves participa hoy en el certamen con la obra escrita por el autor granadino José Moreno Arenas

La compañía Teatre'ves lleva hoy hasta Lisboa The perfect human, escrita por el autor granadino José Moreno Arenas y que se estrenó el pasado noviembre en el Teatro Alhambra. El motivo es la celebración de la Muestra de Teatro Ibérico que tiene lugar este fin de semana en la capital portuguesa, donde participarán compañías del país luso y España.

Teatre'ves vuelve a representar las llamadas 'pulgas dramáticas', con las que el autor -ya conocido en Lisboa- reconcome la piel del público hasta llegar a su nervio y hacerlo saltar. "Ya se han traducido allí siete de mis obras" -dice Moreno Arenas- "y se han hecho tres espectáculos y mesas redondas".

Aunque lleve por título The perfect human, el escritor reconoce que "en esta obra se ve de todo menos a un hombre perfecto". Está formada, al completo, por piezas pequeñas: La cantante, El clarinete, El accidente y El aparcamiento.

Contra los convencionalismos y los 'me da igual', el escritor posee una par ticular escr itura que huye de la rutina y la pereza mental y que coincide con los planteamientos propios del teatro surrealista y esper péntico. "Es un tipo de teatro indigesto. Que va, incluso, contra el público intentando hacerle reaccionar". Un texto dotado de ciertos aires éticos pero "en ningún caso moralizantes". En esta ocasión, José Moreno Arenas habla de la norma. De la ley escrita y la no escrita. Del compor tamiento humano y la reversión de los valores.

"Imagínate", propone, "en el III Reich no estaba mal visto perseguir a los judíos... era la norma o cuando existía la esclavitud, todo el mundo lo veía normal". Normas absurdas que desarrolla a lo largo de las cuatro piezas que componen el espectáculo buceando entre las fronteras del bien y elmal. En La cantante, una 'pulga dramática' de apenas unos cinco minutos, Moreno Arenas critica la dictadura de las apariencias y de la imagen. Las demás son piezas breves de unos veinte minutos, todas ellas provocadoras, como argumenta la directora del montaje, Carmen Ruiz, de "desarreglos, molestias, incomodidades, rabia y dolor". Juan Vinuesa, Rubén Molina, Fernando Olmedo, José Manuel Fernández, Soco Castillo, Mª Carmen Martín, Carmen Ruiz y Yolanda López componen el reparto de un espectáculo que también habla de un "problema muy actual. ¿Cómo intenta arreglar un parado su solución? ¿Cómo sería su rebelión".

En El accidente se estudia la actitud de determinados testigos tras presenciar un accidente de tráfico en el que el accidentado sufre las consecuencias de la excesiva profesionalización del ser humano, que a veces lleva a la deshumanización. Por último, en El aparcamiento, se habla de aquellas personas que sólo tienen en cuenta la ley escrita. "Con él", dice Ruiz, "nos sentimos como pez en el agua. Por su forma de hacer teatro, por ese humor ácido y ese lenguaje irónico que posee, existe un enamoramiento autor-compañía". El hilo conductor es la norma. Un ejemplo más del tipo de teatro comprometido que busca sin descanso Teatre'ves. Un espectáculo al que apenas le hace falta escenografía porque se explica por sí solo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios