Ullate, historia viva de la danza

  • El bailarín y coreógrafo sube de nuevo al escenario del Generalife junto a su compañía para narrar a través de una selección de varias piezas su trayectoria artística y dar el relevo generacional a su hijo Josué

Comentarios 1

Cuenta Víctor Ullate que desde pequeño quería ser como Antonio el bailarín: quería zapatear, descubrir los secretos del flamenco y luchar por ser uno de los grandes. Su historia personal le traicionó un poco, ya que le tocó crecer en una ciudad –Zaragoza– donde por aquel entonces no había ninguna escuela de baile flamenco. Su formación primera, por tanto, tuvo que ser clásica, pero como la curiosidad y las ganas de aprender no se apaciguan nunca, la danza española salió ganando con uno de sus más grandes y versátiles creadores.

2 You Maestro, el espectáculo que anoche se puso en pie en el Teatro de los Jardines del Generalife, es el recorrido vital y artístico por la historia de Víctor Ullate. Dirigido por su discípulo Eduardo Lao como homenaje al maestro por los veinte años de su compañía y concebido como un montaje nuevo a partir de varias piezas antiguas, la obra da cabida a todos los mundos que caben en Víctor Ullate. Está el artista auténtico y primigenio de Arraigo, el espectáculo que sirvió de carta de presentación de su ballet hace ahora ya dos décadas. Está el artista que bebe del arte andaluz que tanto le apasiona de De Triana a Sevilla. Está el artista fascinado por la poesía y autenticidad de autores como Federico García Lorca o Manuel de Falla de Ven que tiente y de El amor brujo. Y está el artista que se vacía por completo para dejarse el alma en cada uno de sus movimientos de Tras el espejo o Itu... ¿bailas?

La danza con todos los adjetivos posibles. El esfuerzo dibujado a través de cuerpos que se mueven de una forma única sobre el escenario. La pasión hecha coreografía.

Ullate, que llevaba más de treinta años sin subir a un escenario, volvió a sentir anoche el calor de un público que le adora y de una ciudad que ya también es la suya. Llevaba con las botas colgadas demasiado tiempo teniendo tanta fuerza dentro y, aunque ahora se siente más cómodo en su papel de maestro de nuevos bailarines y le cuesta horrores pisar las tablas del escenario, anoche la emoción de hacerlo superó con creces al miedo. Su hijo Josué Ullate, que durante todo el espectáculo estuvo dando muestras de que el talento sí que debe ir escrito en los genes, se quedó frente a él en los últimos momentos de 2 You Maestro para recibir de sus manos una maleta como la que en su día cogió él: cargada de consejos, ganas de comerse el mundo y sueños por cumplir. El destino quiso que anoche fuese la última vez que Víctor Ullate le pudiese entregar esa maleta a su hijo, ya que Josué partía hoy mismo hacia Nueva York para completar su formación y convertirse en la gran estrella que está llamado a ser.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios