Wii, y el agridulce sabor de la guerra

La esperada continuación de Battalion Wars de Game Cube llega a Wii dispuesta a hacer disfrutar como locos a los amantes de la estrategia en tiempo real. Y es que este título no es sólo el primero de este género que llega para Wii, sino que además deja el listón realmente alto.

El juego comienza con una introducción que narra sucesos ocurridos doscientos años atrás, para situarnos en una guerra de ataques preventivos contra países que supuestamente poseen armas de destrucción masiva; un contexto que supone toda una declaración de intenciones políticas para un título lleno de situaciones que bien podrían haber sido extraídas de la vida real. Centrándonos en los aspectos técnicos, el juego consta de veinte niveles a lo largo de los cuales tendremos que manejar a distintos tipos de soldados, barcos y aviones, cada uno con sus ventajas e inconvenientes. El movimiento de las distintas unidades lo realizaremos con el nunchuk y el mando de Wii nos permitirá apuntar y dar órdenes a nuestras tropas. Aunque el desarrollo pueda parecer algo corto, contiene diversos extras que se irán liberando si cumplimos con unas buenas estadísticas las distintas misiones, y además con la opción multijugador podremos conectarnos a través de Internet para jugar con o contra otros jugadores de cualquier lugar del mundo en distintas misiones.

El nivel gráfico del juego es aceptable, aunque se echan de menos algunos efectos más, sobre todo en la destrucción de objetos o en las explosiones. La música militar nos acompañará en todos los niveles con su ritmo marcial de percusión, y los sonidos de las bombas y los disparos están muy logrados. Las únicas pegas posibles tienen que ver más con una voluntad de perfección absoluta que con verdaderas carencias: voces en español, la posibilidad de incorporar a un segundo jugador en casa sin necesidad de conectarnos por Internet, o de combatir por Internet en juegos de más de dos, tener un control más depurado o poder hablar entre los jugadores usando la voz o un teclado virtual. En definitiva, un juego poco habitual que mezcla la estrategia en tiempo real clásica con la acción al más puro estilo Dinasty Warriors, y que con toda seguridad satisfará a los amantes del género.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios