La veterana Yoko Komatsubara promociona el flamenco en Japón con una gira por 16 ciudades

  • La bailaora reúne a alumnas del país asiático con intérpretes andaluces en un espectáculo

Yoko Komatsubara, veterana bailaora, coreógrafa y directora de escuelas y tablaos flamencos en Japón que girará su nuevo espectáculo, Pasión del flamenco, por 16 ciudades japonesas, aseguró ayer que el flamenco "es casi un arte nuestro en Japón".

Con más de 200 alumnas de baile flamenco en doce academias distribuidas por Japón, con la central en Tokio, Komatsubara se ha encargado de la dirección y las coreografías -éstas en colaboración con Currillo de Bormujos- de un montaje que girará entre el 20 de septiembre y el 14 de octubre y en el que colabora el Instituto Andaluz del Flamenco.

El espectáculo arrancará con fandangos, rondeñas y malagueñas, para seguir con soleás, una adaptación de La danza del fuego de Manuel de Falla, alegrías, seguidillas y un fin de fiesta en el que actuará la propia Komatsubara. Pasión del flamenco incluye una breve conferencia de la coreógrafa japonesa ilustrada por un cantaor, en la que explicará cada uno de estos palos, ya que las giras de sus espectáculos, que también ha llevado a América del Norte y del Sur y a países como China y Corea, tienen un componente didáctico y de divulgación.

Pasión del flamenco cuenta con un cuadro de una docena de bailaoras japonesas, si bien los bailaores Juan Ogalla, Andoitz Ruibal y Antonio Buendía, los cantaores David Palomar y Miguel de Badajoz y el guitarrista Juan Carlos Berlanga han sido contratados por el Instituto Andaluz del Flamenco. Komatsubara lamentó que tenga que contratar a los bailaores en España por la falta de bailaores japoneses, ya que en sus academias hay ahora más de doscientas chicas aprendiendo pero sólo dos chicos, que aún no están preparados para subir al escenario.

Juan Carlos Berlanga, que acompañó junto a Juan Ogalla a la artista japonesa, afirmó que el trato que reciben de Komatsubara en Japón los artistas flamencos es mejor que el que se les dispensa en España, y que la directora "aunque tiene grandes ideas, como maestra que es, siempre nos da entera libertad". Berlanga lleva 20 años actuando en Japón, y también Ogalla tiene experiencia en este país, del que ha destacado que cuenta con un público de flamenco "muy entendido".

Komatsubara añadió que "para sentir, españoles y japoneses son iguales, pero la expresión es muy diferente; los españoles se enfadan y lloran cuando quieren, pero por nuestra educación antigua nosotros tenemos que aguantarlo todo, y reirse delante de la gente, hasta hace poco tiempo, era de muy mala educación".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios