De anhelos insatisfechos y deseos que el dinero no compra

Stevenson, que durante muchos años estuvo relegado a la sección infantil de las librerías y las bibliotecas, se manifiesta a través de este relato como un autor maduro y con mucho que contar. El diablo de la botella habla de la lógica del deseo; de cómo, una vez satisfecho, el deseo sólo puede persistir si encuentra un nuevo objeto que anhelar. Además, esta fábula puede considerarse casi como una metáfora del mundo financiero y de cómo el dinero se ha hecho el gran manipulador del mundo actual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios