Los '10 años' de Iañez hablan de ópera sobre papel

El teatro, la música y las lecturas son el fruto de inspiración de Raimundo Iañez, un granadino que después de dedicarse una década al arte ha reunido sus trabajos más significativos y recientes en una exposición individual que acoge la galería Cidi Hiaya. Un total de 18 piezas integran 10 años en la que traza un recorrido por el estilo que lo caracteriza y la nueva línea que dice estar por nacer.

Preocupado por la búsqueda de sí mismo, la humildad y la igualdad del ser, Iañez plasma en casi todas sus obras un personaje que los singulariza. Se trata de una figura humana sin rostro ni sexo, ya que de esta manera "no crea desigualdades", explica. Lo presenta de forma repetida en sus dibujos que realiza sobre papel con tintas, óleo o técnica mixta. Su experiencia sobre los escenarios y su pasión a la música ha conducido la obra del artista a plasmar en sus creaciones escenas de óperas, como Aida de Verdi, que se puede observar en Tres sueños dorados. En la muestra también cuenta con piezas que demuestran su gran afán por la música flamenca, es el caso de Estrellas y Martinetes que Iañez ha dedicado a su gran maestro Enrique Morente. Por otro lado, la Alhambra es otra de las influencias en el artista, visible en Alicatados-dos basada en los azulejos nazaríes. El autor completa su pintura contextos y poemas: "Es la parte final del cuadro, su conclusión, en la que escribo de la pieza, de la música, mi estado de ánimo".

"¿Cómo escondo el pasado/Cuando respiro una mañana/Sin oler un futuro?". Con estas palabras el autor abre las puertas a la nueva étapa de su pintura: "Una mezcla de técnicas con colores vivos manteniendo las temáticas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios