El cine mudo de Hitchcock entra en la era digital

  • El Instituto de Cine Británico recupera películas clave como 'El inquilino'

Un equipo de técnicos del Instituto de Cine Británico (BFI) está restaurando y digitalizando actualmente las películas que Alfred Hitchcock realizó en la época del cine mudo, prometiendo agradables sorpresas a los admiradores del maestro del suspense.

La restauración de los filmes rodados por Hitchcock en los años 20 "es probablemente el proyecto más importante que haya emprendido hasta ahora el BFI", declaró Brian Robinson, portavoz de los archivos del instituto.

Con la temperatura ambiente controlada, blusas y guantes blancos, el equipo de técnicos trabaja con minuciosidad para preservar el acervo cinematográfico británico, incluido las primeras películas, mudas, realizadas por Hitchcock.

Con extrema precaución manipulan las frágiles bobinas de nitrato para poder encontrar, utilizando microscopios, las más pequeñas imperfecciones, manchas y polvo incrustados en el genérico del filme The Lodger (El inquilino o también llamada El enemigo de las rubias) de 1926.

El Instituto de Cine Británico (BFI) lanzó el titanesco proyecto de restaurar las películas de cine mudo de Hitchcock y digitalizarlas. El resultado final debería sorprender a los espectadores, estimó el BFI, en especial en cuanto a la nitidez. "Hicimos venir a los mejores y limpiamos, sacamos los defectos en la medida de lo posible de las copias más originales del mundo entero para obtener una versión lo más cercana posible a la original", explicó un portavoz del Instituto."Es el Rolls-Royce en materia de restauración de filmes. Tendremos la impresión de que fue filmada la víspera", añadió."Queremos hacer copias que perduren durante generaciones. Estas versiones serán proyectadas en los cines del mundo entero y serán editadas en DVD. Hacemos entrar a Hitchcock en la era digital", agregó.

Hitchcock es considerado como el gran mago del suspense, maestro del clímax y del ritmo cinematográfico por películas como Vértigo (1958), Psicosis (1960) o Los pájaros (1962), pero ya en los años 1920 había adquirido renombre en su Inglaterra natal dirigiendo cine mudo.

Suspenso y misterio alimentaban su creatividad en estos largometrajes mudos en blanco y negro que tenían todos los ingredientes de sus futuros éxitos de Hollywood. Actualmente el BFI restaura nueve filmes en una inmensa granja transformada para la tarea en Berkhamsted, al noroeste de Londres, que alberga también los archivos del Instituto en bóvedas de 12 metros de altura. Unas 200.000 bovinas están dispuestas desde el piso hasta el techo con una temperatura ambiente de 5° Celsius.

Kieron Webb, el responsable técnico del proyecto, compara varias muestras sacadas del filme The Lodger -considerado como el verdadero primer Hitchcock- a una bobina original de los archivos del BFI, imagen por imagen, con blusa y guantes blancos de rigor. "Pensar que uno está a cargo de todas las películas que sobrevivieron de la obra de un director, y que es la de Hitchcock, es increíble", confía agregando que las bobinas están en un estado "lamentable".

En otro piso, en una pequeña sala exigua en donde se sienten los diferentes productos químicos de revelado, unos técnicos se concentran sobre los cartones que explicaban la intriga a los espectadores a intervalos regulares.Un trabajo complicado ya que gran cantidad de cartones explicativos fue llanamente retirada, o amputada, o están en lengua extranjera. Un poco más lejos, en una inmensa máquina, un negativo original es transformado en un filme de 35 mm para crear un nuevo negativo. El proyecto de restauración, presupuestado en un millón de libras (1,2 millones de euros), se financia con donaciones del mundo entero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios