El consejero anuncia que la Iglesia acepta abrir el diálogo de sus centros

  • Alonso ha informado en el Parlamento la buena voluntad del Arzobispo de Sevilla

El consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, anunció ayer que la Iglesia ha aceptado iniciar un diálogo con la Junta de Andalucía para establecer el acceso de los ciudadanos a sus centros eclesiásticos. En su comparecencia en el Parlamento andaluz para debatir este asunto, Alonso informó de que el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha manifestado su disponibilidad a exponer la propuesta del Gobierno andaluz a la Asamblea de Obispos del Sur que se celebrará el 24 y 25 de octubre.

Alonso manifestó que en nombre del pueblo andaluz ha propuesto a la Iglesia, a través de los arzobispados de Sevilla y Granada, un "espacio de diálogo" que conlleve un acuerdo de "reciprocidad" con los ciudadanos, de forma que se cumpla la ley y se concilie el acceso a los inmuebles con la naturaleza de los centros y el "legítimo derecho" a la cultura religiosa.

Aseguró que se han recibido numerosas quejas de vecinos, visitantes y responsables municipales porque muchos centros estaban cerrados o sometidos al pago de una entrada, incluso aquellos restaurados con fondos públicos, lo que en su opinión está rompiendo "el principio de reciprocidad".

En este sentido, dijo que con frecuencia no se cumplen los mínimos que establece la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía y que en otros casos se interpreta sólo abriendo los centros en horario de culto. También destacó el legado cultural y el "incuestionable valor" del patrimonio histórico titularidad de la Iglesia, así como su "función social y de identidad" y su valor añadido en el ámbito cultural y de investigación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios