Un editor publica el 'Breviario de Isabel la Católica', un códice único

  • Seis maestros artesanos han logrado reproducirlo de la forma cuasi-original después de varios años de intensos trabajos para ofrecer la máxima fidelidad

El editor orensano Manuel Moleiro publicará en junio el cuasi-original del Breviario de Isabel la Católica, considerado un códice único por la originalidad y la fuerza de sus miniaturas, cuyo manuscrito original se halla en la Biblioteca Británica, en Londres.

Así lo avanzaron ayer fuentes de la editorial, que han hecho hincapié en que "el proceso de producción y elaboración de los 987 ejemplares limitados que se han editado ha precisado de casi tres años de trabajo, debido a que consta de 1.046 páginas".

El manuscrito fue concebido como el más lujoso de los breviarios flamencos, ya que cada página fue magistralmente iluminada o ilustrada por los mejores pintores de Flandes para conseguir una obra de una belleza y suntuosidad inigualables, y Moleiro ha conseguido reproducir esas características en su cuasi-original.

Los seis maestros que intervinieron en la realización de este breviario, que cuenta con un cuerpo de textos mayor que El libro de horas, hicieron hincapié en las escenas que representan la construcción, destrucción y reconstrucción de Jerusalén y su Templo, junto a otras de celebración con músicos y cantantes. "No existe un ciclo semejante en ningún otro manuscrito contemporáneo", confirmó la editorial.

Isabel la Católica recibió el manuscrito poco antes de 1497, para conmemorar el doble matrimonio de sus hijos: el del infante Juan con la hija del emperador Maximiliano de Austria y la duquesa María de Borgoña, Margarita; y el de la infanta Juana con su hijo, Felipe.

El Breviario de Isabel la Católica es de gran relevancia histórica, porque refleja no sólo la realidad artística sino también la agitada vida política europea de finales del siglo XV, en la que los enlaces matrimoniales reales significaban alianzas políticas internacionales y expansiones territoriales, además de crear una red de intereses de gran influencia en zonas muy distantes o entre reinos diferentes.

La reina Isabel murió en 1504 y no se sabe qué fue del códice durante los tres siglos siguientes, si pudo ser expoliado de El Escorial durante la invasión napoleónica, aunque a principios del siglo XIX aparece en Inglaterra, en la colección de John Dent.

Actualmente, se halla en posesión de la Biblioteca Británica en Londres, que lo adquirió a otro coleccionista particular en 1852 por una fuerte suma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios