ana obregón. actriz

"Es interesante ver personajes femeninos tan brillantes"

  • La intérprete llega al Palacio de Congresos esta noche con la obra de teatro 'El contador del amor', una comedia amorosa sobre la infidelidad

La versión original de la obra es francesa y ganó en 2010 el premio Molière de teatro. La versión original de la obra es francesa y ganó en 2010 el premio Molière de teatro.

La versión original de la obra es francesa y ganó en 2010 el premio Molière de teatro. / g. h.

-'el contador del amor'es una comedia que tiende al drama de venganza.

-La obra es una comedia brillante, lo que se llama alta comedia. Y por supuesto, como habla de amor, es comedia y es drama también.

Si la mujer quiere reivindicar derechos no debería perder el tiempo en criticar escenas como las de Juan y Medio"

-La obra fue premio Molière en Francia hace siete años.

-Esta es una adaptación al español, hecha por Julián Quintanilla, que además su mediometraje con Loles León está seleccionado para los premios Iris de la Academia de la Televisión y creo que también va a los Oscars.

-¿La versión francesa y la española distan mucho?

-No, no. Se ha respetado la comedia en sí, de hecho el premio de 2010 fue al Creador Teatral, por lo tanto está muy respetada.

-¿Esperan obtener el mismo éxito aquí en España?

-Ya hemos hecho un preestreno en Zaragoza y llenamos en teatro, así que estoy encantada. Esta obra es un himno a las mujeres, es la venganza de una mujer hacia un hombre más original jamás contada.

-El guión es el punto fuerte de 'El contador del amor'.

-Sí, el punto fuerte es ese: es el personaje de una mujer muy inteligente. Y siempre es interesante ver en cine, teatro o series personajes femeninos tan brillantes, profundos y sensibles. La historia comienza cuando en su matrimonio ella decide poner a cero el contador del amor y empieza con ese momento de sinceridad: "¿Con cuántas me has sido infiel?"

-¿La sinceridad acaba matando las relaciones entonces?

-En esta se plantea en primer lugar si la sinceridad une o desune. El otro planteamiento es qué es peor, que engañes con 12 personas en un tiempo limitado o que te engañen una vez con una sola persona y en un periodo más largo.

-Su personaje intenta recuperar esa relación echada a perder por todos los medios posibles.

-Depende de por donde lo mires. Mi personaje ha aguantado durante muchos años infidelidades y llega un día en el que planea esta venganza inteligente milímetro a milímetro.

-¿Qué tiene la fórmula de comedia romántica con enredo que siempre llena teatros?

-Creo que esta es una fórmula original. No es una mujer que se pone histérica o le echa en cara nada a su marido. Ella va muchos puntos más allá: lo que hace es vengarse de tal forma que al final consigue que su marido se ponga un poco en su piel.

-¿Se considera feminista ?

-Estas cosas me ponen nerviosa, porque por qué hay que reivindicar algo si ya tenemos derecho a ello. Parece que cuando lo reivindicas es que no existe. Lo que sí me considero, y lo he demostrado con hechos, es una mujer independiente, trabajadora y he mantenido sola a mi hijo. Yo creo que esa es la mejor forma de feminismo que hay en el mundo.

-¿Qué opina del episodio de Juan y Medio, las tijeras y la falda de su compañera durante su programa en Canal Sur?

-No veo la polémica porque igual ella podría haber ido detrás de él para cortarle la bragueta. Porque estamos haciendo televisión y Juan es de las personas más maravillosas que hay. Si es algo que estaba pactado, y ella ha querido...

-Hablamos del mensaje que esa escena da al público y con el agravante de que se trata de una televisión pública.

-La queja no la entiendo, se trata de hacer show. Me acuerdo de unos premios de televisión en los que Sardá me agarraba del vestido cuando iba a irme y yo me quedaba con un body. No veo ahí el mensaje machista realmente. Si la gente es corta y no lo entiende pues que no lo entienda pero es que creo que si es una broma pactada de "voy y te corto el vestido", no es lo mismo. No sé por dónde lo han querido llevar.

-La controversia viene porque se da pábulo a ese tipo de comportamientos. Es un: por qué tiene él derecho a cortarle la falda.

-Me parece una idiotez total. Porque si no hubiera estado pactado, pero si ella ha dicho que sí y ha seguido la broma, ha entrado en el juego. Por lo que no veo ahí ningún tipo de machismo. Machismo es aplastar a la mujer, agredirla y anularla. Lo que haría si fuera Juan es darle unas tijeras a ella para que le cortara la bragueta en el próximo programa.

-¿Cree entonces que el feminismo se está llevando demasiado al extremo?

-Creo que si las mujeres quieren reivindicar derechos deben no perder el tiempo criticando este tipo de cosas que ha sido con consentimiento y hacer otras cosas más interesantes.

-¿Socialmente la mujer colabora con el machismo?

-Para nada. Para mí, hay que predicar con el ejemplo y eso es demostrar que no tenemos que demostrar nada. Ya no es que seamos como los hombres en el sentido laboral, es que estamos por encima. Porque está demostrado que podemos trabajar, ser amas de casa y madres. No hay que demostrar nada: la mujer de este siglo lo hace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios